lunes, 30 de enero de 2017

TIPS PARA TENER LA CASA SIEMPRE LIMPIA Y ORDENADA.

Trucos para tener la casa siempre limpia y ordenada

Si haces una tarea cada día te resultará menos agotado


    Tener hijos significa aprender a convivir con un cierto grado de desorden, pero no por ello hay que resignarse a tener la casa hecha siempre un desastre. Es posible que debido al cansancio que vamos acumulando y que hace que no podamos estar siempre alerta en todos los aspectos, nos encontremos demasiado a menudo con que tener una casa limpia y ordenada y sea una utopía.
    No es preciso que pases horas limpiando cada día para evitar que te abrume el caos doméstico, pero sí requiere planificarse y organizarse. En la limpieza como en casi todo lo que tenemos que llevar a cabo en nuestra vida unas sencillas pautas de organización pueden marcar la diferencia entre poder llevarlo acabo o seguir sin llegar a todo aquello que necesitamos.

    Sugerencias para ayudarte a ahorrar tiempo en la limpieza:


    - Compra edredones para las camas y deshazte de mantas y las sábanas superiores

    Estira el edredón de cada cama (y enseña a tus hijos a hacer lo propio cuando tengan la edad adecuada) en cuanto te levantes.
    Con una sábana bajera ajustable, un edredón y un par de almohadas a juego, la cama hecha dará la impresión de que el dormitorio está recogido. Este sencillo cambio, hará que a sus hijos no les dé tanta pereza hacer la cama.

    - Guarda los productos de limpieza en el lugar donde los usas

    Ten en el baño (bajo llave o fuera del alcance de los niños) los productos de limpieza para azulejos, cristales e inodoros. Si te acostumbras a limpiar el espejo cuando veas manchas de dentífrico en lugar de esperar a que se acumulen, el cuarto de baño tendrá siempre buen aspecto. Insista a todos los varones de su hogar en levantar la tapa del inodoro cada vez que acudan a orinar.

    - Dedica un día cada semana a una determinada tarea doméstica

    Lunes - Limpiar a fondo los cuartos de baño
    Martes - Quitar el polvo y pasar la aspiradora o barrer la casa
    Miércoles - Limpiar las ventanas
    Jueves - Hacer la colada, doblar y guardar la ropa
    Viernes - Limpiar la cocina
    Sábado - Cocinar y congelar en porciones
    Domingo - Poner orden en la correspondencia. Pagar facturas.