jueves, 10 de agosto de 2017

36 IDEAS PARA SIMPLIFICAR TU VIDA




Estilo De Vida Minimalista | 36 Ideas para Simplificar Tu Vida


09 Ago 36 Ideas para Simplificar Tu Vida

El tiempo pasa rápido y muchas veces no nos damos ni cuenta. Terminamos actuando por inercia y “viviendo” (si le podemos decir así) de acuerdo a lo que pensamos que debemos tener o hacer.
Lo que más aprecio del Minimalismo ha sido la simplicidad. Junto a ella, la toma de control que me ha dado sobre mi vida. Pasé de verla desde afuera, viviendo de acuerdo a los parámetros de éxito y felicidad que la sociedad nos muestra; a dirigirla. A detenerme un momento y reevaluar mis prioridades. A determinar aquellas cosas que verdaderamente son importantes para mí y permitirme un cambio de dirección hacia mi propia definición de éxito y felicidad.
El vivir una vida más simple te dará tiempo libre, para que lo dediques a aquello que de verdad es importante para ti. Tiempo para aventurarte o descansar. Tiempo.
A lo largo de estos años dándole forma a este sueño, he encontrado algunas ideas que han hecho mi día a día más simple. Te las comparto con la esperanza de que cambien tu vida tanto o más de lo que han cambiado la mía.

36 Ideas para Simplificar Tu Vida


1. Establece tus metas
Cuáles son tus prioridades?
Cuando sabemos cuáles son nuestras metas, podemos enfocarnos en cumplirlas.
Piénsalo. Si estás caminando pero no sabes para dónde quieres ir, vas a invertir mucha energía, tiempo y dinero, avanzando en una dirección que no sabes si es lo que quieres.
Cuando tenemos metas por las cuales trabajar, funcionan de norte en nuestra vida. Todo ese esfuerzo te va a llevar a algún lado, asegúrate que sea uno que te guste.
Si no estás muy claro con respecto a lo que quieres, puedes empezar enlistando aquello que no quieres en tu vida. Lo importante es empezar, esto te dará impulso mientras te defines.
A lo largo del tiempo tus metas pueden cambiar, perfecto! Pero procura vivir la vida que tu quieres vivir, y no la que “te tocó”.
2. Revalúa tu rutina
De una u otra forma, todos tenemos una rutina. Detente un momento para prestar atención a cómo se ven tus días y qué tipo de actividades realizas normalmente.
Para moverte de donde estás no sólo necesitas tener tus metas claras, sino también tu punto de partida.
Al ver nuestra rutina, hay más posibilidades de poder hacer las modificaciones que te harán disfrutarla. Asegúrate de incluir tiempo para ti mismo y hacer las cosas que te hacen feliz.
A veces pensamos que no tenemos tiempo disponible, pero tal vez estamos realizando actividades que no son necesarias y que ni siquiera disfrutamos. Lo que me lleva al siguiente punto:
3. Valora tu tiempo
Cuánto tiempo estás dedicando a las actividades que enlistaste en el punto anterior?
Hay algunas de estas actividades de las que podrías prescindir? O dedicar menos tiempo?
Recuerda que cada minuto que pasa no vuelve, por esto procura dedicar tu tiempo en actividades que te acerquen a esas metas que te has trazado en tu vida.
No te mientas a ti mismo con que no tienes tiempo, sí tienes tiempo, la pregunta sería ¿lo estás inviertiendo inteligentemente?
4. Simplifica tus tareas en el trabajo
A veces tenemos tanto por hacer, que nos desesperamos, y en el intento por hacerlo todo lo más pronto posible, terminamos dedicando mucho tiempo, lo cual no quiere decir que en ese tiempo estemos avanzando.
Cuando tenemos una tarea grande por delante, la mejor forma de abordarla es por pasos. Toma unos minutos en la mañana, antes de iniciar tu día laboral y enlista aquello que debe hacerse y lo que necesitas para cada paso. Verás que serás mucho más productivo cuando tienes claras las metas del día.
Establece objetivos reales y cuando los alcances permítete descansar.
5.  Simplifica tus tareas en el hogar
El trabajo en el hogar nunca termina. Siempre hay cosas por hacer, recoger, limpiar, cocinar, lavar…. y luego repetir.
Busca la forma de simplificar estas tareas. En mi caso, yo me encargo de las labores del hogar y no es algo que disfrute, pero he encontrado la manera de que sea sencillo.
Gracias al Minimalismo el tiempo que dedico a estos quehaceres es una cuarta parte del tiempo que le dedicaba antes.
En los siguientes artículos puedes encontrar cómo lo hago:
Minimalismo en la Cocina
15 Minutos de Minimalismo al Día
6. Aprende a decir: No
Siempre van a haber opciones, invitaciones, actividades… Aprende a ser sincero contigo mismo y con los demás. Aprende a escucharte.
Si un día te encuentras cansado y lo que deseas es quedarte descansando, no temas decir que no a otras cosas.
Presta atención a lo que sientes y mantén tus metas claras. Ambos son claves a la hora de tomar decisiones.
7. Limita las vías de “comunicación”
La tecnología nos ha dado muchas herramientas fantásticas y muy útiles, si las sabemos usar bien.
Comunicarnos con los otros ahora es muy sencillo, pero detrás de esa sencillez, existe una trampa. Bajo la ilusión de estar “comunicados” siempre, puedes estar dedicando más tiempo del que realmente te gustaría. Siempre con la sensación de que hay algo pendiente.
Deja el teléfono y sal a tomarte un té con ese amigo con el que quieres hablar. Utiliza la tecnología, no al revés.
Elimina las aplicaciones que sientas que consumen tu tiempo pero no te aporten positivamente. Si no puedes o no deseas eliminar las aplicaciones, desactiva las notificaciones de tu celular, así sólo verás las notificaciones cuando entres a la aplicación.
Te recomiendo que destines momentos de tu día para revisarlas, mételo a tu rutina. No tienes que revisar cada mensaje apenas llegue, trata de desconectarte un rato y conectarte contigo mismo.
8. Limita los medios de comunicación (periódicos impresos y virtuales, canales de noticias)
Es importante estar informados, pero aunque contáramos con todo nuestro tiempo libre, aún así no nos alcanzaría para saber todas las noticias disponibles.
Los medios de comunicación suelen mostrasrnos aquello que “vende”, y eso suele ser amarillismo, violencia, sexo, etc…
En mi caso llevo años sin ver noticias. Tampoco pienses que vivo incomunicada, cuando hay algún tema sobre el que me quiero mantener informada, lo busco en línea.
Ha sido un pequeño cambio pero me da una enorme tranquilidad.
9. Elimina (o limita) la televisión
¿Te ha pasado que te sientas a ver televisión y tras media hora no has visto nada, porque pasas de canal en canal buscando algo bueno que ver?
En nuestro caso conservamos el televisor, pero cancelamos el cable. Utilizamos el televisor únicamente para jugar videojuegos (a mi hija le gusta hacer construcciones en Minecraft) o para ocasionalmente ver una película (Netflix).
Ha sido la mejor desición que hemos tomado. Nos ha dado una enorme cantidad de tiempo y cuando nos sentamos a ver algo, verdaderamente lo disfrutamos.
Es increíble la cantidad de publicidad que se ve en un programa promedio. No tomamos la decisión de eliminar el cable por este motivo solamente, pero es en el que más hemos notado cambios con respecto a mi hija. Antes siempre había algún juguete que quería, cada día uno diferente. Esto le generaba frustración cuando no se lo comprábamos, y si se lo comprábamos también, porque no terminaba siendo como lo imaginaba.
Desde que no vemos televisión, aprovechamos mucho más tiempo en familia y hemos aprendido a valorar el tiempo juntos.
10. Recrea tus espacios
Recorre tu casa, cuarto por cuarto, o tu oficina. Los lugares en los que más tiempo pasamos suelen hablar de nosotros.
Elimina aquellas cosas que no estás utilizando o que no te inspiren. Acomoda y reacomoda, dale vuelta a los muebles, aprovecha la luz.
Usa tu creatividad pasa sacar el máximo provecho a tus espacios, para que sean lugares acogedores que te den la bienvenida y te motiven a alcansar tus metas.
Procura que sean espacios funcionales y que te faciliten realizar tus actividades diarias.
11. Recrea tu armario y cajones
¿Te ha pasado que con el armario lleno de ropa terminas diciendo que no tienes nada que ponerte?
¿O tienes piezas que te gustan pero no encuentras con qué combinarlas?
Saca toda tu ropa y ponla sobre la cama. Busca tres bolsas o cajas (una para lo que vas a eliminar, otra para lo que vas a regalar o vender y una última para lo que vas a conservar). Toma una por una, cada prenda que poseas y analiza si es algo que usas, amas o te inspira. Si no entra en ninguna de estas 3 categorías es hora de decirle adios.
Cuando hayas terminado, toma la ropa que decidiste conservar y lo haces una segunda vez.
Una vez que tengas definido lo que vas a conservar, empieza por limpiar tu armario. Analiza tu ropa y usa toda tu creatividad para reinventar el espacio. Busca que sea agradable a la vista y que te resulte funcional. Si hay algo que consideras que te hace falta, te recomiendo seguir estos 8 consejos antes de comprarlo.
12. Simplifica tu bandeja de entrada
A pesar de que el correo electrónico es una herramienta súmamente útil, es una de las actividades en las que más tiempo malgastamos.
Si te identificas con esta idea, acá te comparto esta Guía para una Bandeja de Entrada Vacía.
13. Simplifica tus aplicaciones
Te tomará alrededor de 5 minutos, pero te simplificará la vida enormemente.
Abre todas tus aplicaciones (puedes hacerlo tanto en el teléfono como la computadora), recorre una por una y elimina aquellas que ya no estás utilizando o no te gusten.
Cuando tengas las aplicaciones que verdaderamente utilizas, agrúpalas en carpetas. De esta forma, tendrás todo en una sola pantalla y será fácil y rápido encontrarlo.
Así se ve mi teléfono:
Screenshot_20170809-115621
Utilizo una sola pantalla. En la parte de arriba tengo las aplicaciones que necesito tener más a mano (ya que las utilizo para acciones rápidas y urgentes) y abajo en carpetas están agrupadas por temas.
A mí me ha simplificado la vida enormemente, espero que te inspire a encontrar la forma que más te simplifique la vida. No tiene que verse igual, la idea es que se adapte a tus necesidades.
14. Emplea hábitos sanos a la hora de comprar
Me considero minimalista, pero eso no quiere decir que no compre cosas. La diferencia es que ahora no lo hago de forma impulsiva, utilizo estos 8 Consejos para Comprar como Minimalista
15. Empaca ligero
Hace poco escuchaba un podcast de The Minimalists dedicado a este tema. Ellos explicaban que tienen un sistema a la hora de empacar.
Consiste en llevar únicamente los esenciales y si hay duda en algo, la forma en que deciden si lo llevan o no es preguntándose:
¿Lo necesitaré? ¿Ninguna otra de las cosas que llevo puede sustituirlo?
En caso de necesitarlo y no llevarlo ¿me tomará más de 20 minutos conseguirlo? ¿lo venden cerca?
Y si es algo que venden cerca ¿me costará menos de $20?
Si te interesa un artículo de este tema, o sobre cómo empacar el maquillaje utilizando el mínimo campo posible, no dejes de decirlo en los comentarios.
16. Pasa tiempo solo
Mete unos minutos en tu rutina para estar solo. Ya sea una caminata, escuchar música o un largo baño, unos minutos contigo mismo al día serán muy buenos para conocerte y tu salud mental.
17. Baja la velocidad
El ritmo de la vida actual es rápido, pero cada vez que puedas baja la velocidad.
Come despacio, mastica cada bocado, presta atención a los sabores y texturas. Maneja despacio, da campo a otros conductores. Toma tu tiempo para darte una ducha o lavarte los dientes. Mírate al espejo.
No es una carrera, se trata de aprender a disfrutar del camino. Mantente presente en cada acción que realizas.
18. No le temas al cambio
Muchas veces seguimos haciendo las cosas de determinada manera, porque es la forma en que aprendimos y nos hemos acostumbrado.
Por eso es tan importante bajar la velocidad y darte tiempo solo, porque te permitirás ver las cosas desde otra perspectiva, reevaluar la forma en que haces las cosas.
Busca, lee, investiga… Busca nuevas maneras, experimenta, pero sobre todo disfruta.
19. Sanea tus finanzas
Una de las situaciones que más estrés genera son las deudas o los desórdenes en las finanzas.
Sanea tus finanzas, empodérate y toma buenas decisiones.
20. Crea un presupuesto y síguelo
Uno de los pasos que nos ha ayudado a sanear nuestras finanzas ha sido el presupuesto.
Cada mes escribirmos los gastos que vamos a tener. Creamos una hoja en excel con cada uno de los rubros y cada mes la actualizamos.
Nuestros gastos dependen de nuestro presupuesto y de esta forma hemos podido ir pagando nuestra deudas.
No esperes que te “sobre” dinero para ahorrar o pagar deudas, eso no va a suceder!
Crea un presupuesto de acuerdo a tu estilo de vida y síguelo.
21. Despeja tu escritorio
Es difícil concentrarnos cuando tenemos muchas cosas alrededor.
Despeja tu escritorio, así te garantizarás que el tiempo que estés ahí realmente estés enfocado en lo que estás haciendo.
22. Despeja tu carro
Saca lo que no estés utilizando. Desecha la basura. Limpia los asientos y la cajuela.
Nuestro carro es un espacio más en el que habitamos, procura tenerlo despejado.
23. Vive con propósito
Cada acción que realizamos, genera una reacción. Procura que las acciones que realices tengan una reacción que te acerquen a tus objetivos, no al revés. Vive con propósito y disfruta del recorrido.
24. Re piensa tus pertenencias
¿Tienes un carro más grande o costoso de lo que verdaderamente te puedes permitir?
Un carro más costoso no te llevará a lugares en donde serás más feliz. La felicidad la construyes dentro tuyo y se alcanza sin importar lo que poseas.
¿Tienes más cosas de las que necesitas? Elimínalo. Suelta el peso que has venido arrastrando.
¿Tienes cuartos que no utilizas más que para guardar cosas? Elimina lo que no uses y busca una casa más pequeña, que reuna las comodidades que necesitas.
Lamentablemente muchas personas buscan un lugar que se vea como ellos consideran que se debería ver para sentirse exitoso, y luego lo llenan con cosas. Aunque hayan cuartos adicionales, entonces buscan adqquirir cosas que no necesitan para llenar el espacio.
Busca un lugar que se adapte a tus necesidades y estilo de vida, no al revés.
25. Come saludablemente
Realiza menús. Esto te ayudará a no repetir siempre las mismas comidas y a saber qué necesitas verdaderamente cuando vas al supermercado.
Come frutas y verduras, trata de bajar tu ingesta de comidas procesadas y elimina las grasas animales.
Busca que tu plato esté lleno de diferentes colores, esto te ayudará a comer más balanceadamente.
26. Ejercítate
Dedica tiempo para el ejercicio. Te sentirás mejor, tendrás más energía y te verás mejor.
No es necesario que ejercites 4 horas al día. Si el ejercicio no es lo tuyo mete a tu rutina 30 minutos de ejercicio  veces por semana. Sal a caminar, sigue algún video de YouTube o descarga alguna aplicación de ejercicios.
Las que yo utilizo son
30 Days Fit Challenge
Fitstar 
Ambas tienen versiones gratuitas. Y para llevar un registro de mi actividad física utilizo Google Fit.
27. Elimina antes de organizar
No pierdas tiempo organizando una y otra vez las mismas cosas que no utilizas.
Mejor primero depura tus espacios, y conserva aquello que verdaderamente utilizas. Ahora sí vale la pena organizar. Te ahorrarás tiempo y espacio. Y si vendes las cosas que estén en buen estado, también ganarás algo de dinero.
28. Organízate
Un lugar para cada cosa, cada cosa en su lugar.
Si ya depuraste tu hogar es hora de organizarlo. Tanto tus espacios como tu tiempo!
29. Medita
Busca tiempo en paz. Si eres una persona religiosa puede dedicar unos minutos al día para conectarte a Dios (lo llames como lo llames). Si no lo eres, conéctate contigo mismo.
Mi esposo y yo meditamos de 15 a 20 minutos por las mañanas. Nos ayuda a empezar el día con una mentalidad diferente y nos permite sentirnos a nosotros mismos.
30. Aprende a lidiar con el estrés
Puedes seguir estos 10 Simples Cambios para una Vida con Menos Estrés.
31. Simplifica tus metas
Si tienes 10 o 15 metas, puede ser más difícil enfocarte en cumplirlas y saber cuáles son los pasos que te van a acercar a ellas, ya en que en algunos casos puede ser contradictorios.
Trata de agrupar tus metas y fusionarlas en una sola, o máximo 5. Cada una de estas puede subdividirse en otras, pero trara de mantenerte enfocado en una primordial. Es la que te dará el norte cuando no estés muy seguro de qué camino tomar, o te sientas desmotivado.
32. Trabaja para lograr tus metas
Sentarte y soñar es lindo y necesario, pero si quieres cumplir tus sueños, debes hacer más que soñar.
Procura que cada día realices entre 1 y 3 acciones que te acerquen a tus metas.
Puede ser hacer una llamada, escribir un correo, investigar que necesitas para lograrlo, o presentar tus ideas a aquellos que crees que puedan ayudarte a dar los pasos para desarrollarlas.
Los años van a pasar de una u otra manera ¿cuánto podrías avanzar en estos años si cada día haces algo por cumplir tus sueños?
33. Busca calidad, no cantidad
Aplica a ropa, cosas, utensilios, relaciones, experiencias…
34. Disfruta
Mete a tu rutina algo que disfrutes cada día.
Que no pase un día sin que disfrutes de algo de la vida.
35. Agradece
Es muy fácil quejarse. Tan fácil como nocivo.
Saca tiempo para agradecer.
Nosotros lo hacemos a la hora de la cena. Cada uno de nosotros (mi esposo, hija y yo) decimos algo por lo que estemos agradecidos en ese día. Nos ayuda a cerrar el día pensando en lo positivo y agradecidos con la vida.
Al principio puede costar, pero poco a poco verás más motivos por agradecer a lo largo del día.
36. Se tu mismo
Los estándares de nadie más cumplirán tus espectativas. Toma tiempo para conocerte y ser tu mismo.
Disfruta del camino!

RESUMEN EN IMÁGENES

Love the mix of neutrals with pops of color!ideas-de-almacenamiento-banos-1Decoracion en tonos cálidos / Decor ideas in warm tones #decora #decorando #tonoscalidos

martes, 8 de agosto de 2017

PENSANDO EN VOZ ALTA. NOS VAMOS DE COMPRAS

Pocas cosas hay más divertidas que salir de compras... con amigas? bueno, sí, salir a bailar con amigas!  salir a comer con amigas... jajaj...


HAY algo que a las mujeres nos gusta mucho.  Ir de compras.  Es un placer, a veces adictivo. A veces  culpable.

Lo importante, es comprar de acuerdo a nuestras posibilidades, y no pasarnos de nuestro presupuesto, para evitar problemas financieros.

ORGANIZAR nuestras compras, especialmente de ropa, zapatos, bijouterie, maquillaje, elementos propios de las Mujeres, debería ayudarnos, para hacerlas de forma efectiva.  Muchas veces tenemos nuestra lista, en el celular o  en papel, y luego salimos de las tiendas con mil cosas más de lo programado.  Si esto, no complica nuestro estado financiero, adelante, ahora si luego no podrán pagar, mejor, hacer un Stop, y dejarlo para otra oportunidad.

Si hubiera una necesidad de comprar compulsivamente, lo que sea, productos no necesarios, y siempre la necesidad de comprar más y más, habría que analizar, si no es la enfermedad invisible, porque pasa desapercibida, como un capricho o frivolidad.  Esto afecta generalmente, a mujeres más jóvenes.  Si no logran comprar todo lo que desean, se ponen irritables y de mal humor. el Placer de comprar, ya no es simplemente placer. En ese caso habría que buscar ayuda profesional.

Si vieron la película, Loca por las Compras, recordarán que  la protagonista sufría esto, y también  como le afectó el tema en sus finanzas.  No cuento lo que sigue, por si aún no la vieron, y están interesadas.

Ni siquiera sé por qué comencé este post, me surgió el comentarlo, muchas veces las mujeres, cuando están pasando malos momentos, lo tratan de superar con las compras.

Sin embargo, salir de compras con amigas, luego tomar un café, compartir algo rico  y charlar, para mí es, realmente un verdadero Placer.
Annissa.



imagen.  Mi baúl de decoupage