jueves, 17 de noviembre de 2016

19 Preguntas que podemos hacernos para Organizar nuestra Casa.

¿Cuándo fue la última vez que usé este artículo?

¿Cómo me sentí cuando adquirí este artículo por primera vez? ¿Cómo me siento con él ahora?

¿Conservo este artículo por razones prácticas o sentimentales?

Si encontraras  este mismo artículo en una tienda hoy, ¿lo comprarías otra vez?

¿ este artículo realmente te hace feliz?

¿Este artículo está roto, gastado, agrietado, manchado, rasgado, con  piezas faltantes o dañado?

¿Este artículo ocupa mucho espacio en mi casa?

¿Me siento cómoda y disfruto usando  este artículo?

¿Usaré realmente este artículo en forma diaria o regular?
¿Tengo artículos similares o duplicados que podrían ocupar la misma función?

¿Me estoy aferrando a este artículo "por si acaso"?

¿Guardo este artículo sólo porque es un regalo?

Si pudiera moverme mágicamente a un nuevo hogar o espacio mañana, ¿llevaría este artículo?

Si hubiera una emergencia y  sólo pudiera llevar  una pequeña caja  con  artículos de mi casa, este lo pondría?

Si voy a guardar este artículo, ¿cómo lo utilizaré específicamente y dónde lo almacenaré cuando no esté en uso?

Si lo perdiera,¿ me afectaría mucho?

¿Me estoy aferrando a este artículo para mi beneficio ... o para el beneficio de alguien más?

¿Este artículo  hace que mi casa sea hermosa, cálida y acogedora?

¿Realmente quiero seguir cargando este artículo conmigo por el resto de mi vida?

miércoles, 16 de noviembre de 2016

DIETA Y SALUD. Método Grez


   
pedro-grez-libro

Libro cuenta los mitos sobre las dietas




El texto “Los Mitos Me Tienen Gord@ y Enferm@” de Pedro Grez además entrega un método para bajar la grasa corporal sin pasar hambre y sin ser esclavos de los contadores de calorías. El programa propone priorizar la comida real de los tres grupos de macronutriente: proteínas; todas las carnes, grasas y carbohidratos en forma de verduras y ensaladas.
Chileno Pedro Grez lanza libro “Los Mitos Me Tienen Gord@ y Enferm@”, texto que busca entregar a los lectores un método completamente distinto a lo convencional y efectivo para bajar el exceso de grasa del cuerpo y mejorar los indicadores de salud. “La principal diferencia del Método Grez respecto de otras dietas, es que no pasas hambre, y cuando no pasas hambre, o estás saciada, tienes el control respecto de lo que comes o dejas de comer” comenta su autor.
Para nadie es un misterio que la población mundial está engordando y Chile es el mejor ejemplo de esto, según la última Encuesta Nacional de Salud, la obesidad y el sobrepeso afectarían a un 65,5 % de la población nacional. Es más, nuestro país se encuentra en el sexto lugar mundial en obesidad infantil y en el primer puesto en América Latina y se proyecta que el 70% de los niños chilenos será obeso en el corto plazo,  así lo demostró un estudio publicado por el Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos (INTA).
Pedro Grez fue parte del grupo de obesos chilenos y que después de años de intentar todo tipo de dietas e incluso pensar en operarse para bajar de peso descubrió que había una forma de hacerlo sin pasar hambre. ”Cuando tuve todos indicadores del Síndrome Metabólico fuera de rango y fui diagnosticado pre diabético comencé a investigar sobre qué significaba ser diabético. Así comencé a recopilar información en internet, leer estudios médicos en PubMed y libros, experimentando las recomendaciones, siguiendo a expertos, viendo seminarios y conferencias hasta que entendí qué era lo que me estaba haciendo pre diabético y cómo seguir comiendo igual, aunque tomara medicamentos, me llevaría en forma segura a la diabetes”.
De esta forma fue como surgió el Método Grez y el libro “Los Mitos Me Tienen Gord@ y Enferm@” que es una recopilación de información nutricional que data desde 1863, y comparte principios con dietas como la mediterránea, paleo, anti dieta, incluso con la dieta del metabolismo acelerado.  Al mismo tiempo, el texto cuenta cómo la población ha sido manipulada durante años por la industria de los alimentos y la salud para que eviten las grasas, sigan recomendaciones de dietas y basen su alimentación en contar calorías. Lo que finalmente es un gran mito y no colabora en la salud.

En qué consiste el método
En general, no importa que tan enfermo estés o el exceso de grasa que tengas, la recomendación de la industria es la misma para cualquiera, asumiendo que somos todas las personas son iguales. El consejo universal es que comas menos, evites las grasas, cuentes calorías y hagas ejercicio independiente a como estén tus indicadores de salud como el azúcar, resistencia a la insulina, presión arterial, triglicéridos, colesterol HDL y el exceso de grasa corporal. Quedando claro que esta recomendación no da resultados en todos.
Muy por el contrario, el libro “Los Mitos Me Tienen Gord@ y Enferm@” entrega una herramienta efectiva que se adapta según los objetivos de cada persona y consiste en priorizar comida real de los tres grupos de macronutrientes: proteínas; todas las carnes, grasas y carbohidratos en forma de verduras y ensaladas y mientras mayor sea el exceso de grasa corporal en tu cintura, o peor estén tus indicadores de salud, mayor debería ser la restricción de ciertos alimentos.
Los resultados del programa dependerán de distintos factores, tales como cuanto exceso de grasa se tiene o que tan alterados estén los indicadores de salud, si se es hombre o mujer e incluso cuántas dietas se han realizado, pero los efectos del programa se pueden notar desde el primer día pues en esa misma jornada se deja de sentir hambre. A los tres días se deshincha el estómago y normalmente a las dos semanas las personas ya se ven más delgadas. A los 30 días los indicadores de salud presentan una mejoría.
“El objetivo del libro es que las personas puedan conocer en un lenguaje simple el quién, cuándo y dónde se originaron las recomendaciones sobre alimentación que nos hacen actualmente. Que con esta información las personas puedan tomar decisiones de cómo quieren vivir su vida o qué estilo de vida quieren tener”, comenta Grez.
La Experiencia de Marko Zaror
El actor y  artista marcial Marko Zaror ya probó el método y lo adoptó para su vida. “Después de un año siguiendo este método, bajaron mis niveles de ansiedad, ya no tengo ataques de hambre ni antojos de dulces. También he notado que tengo más energía, menos inflamación y espinillas. Además, he perdido grasa abdominal. Cambiar mi alimentación no ha sido difícil porque se come rico y hasta quedar saciado, sin estar controlando todo el tiempo las cantidades ni las  calorías. Sin duda no volvería a comer como antes”.