viernes, 28 de noviembre de 2014

DEJAR LA PEREZA Y HACER LO QUE SE TIENE QUE HACER



Como dejar la pereza y hacer lo que tienes que hacer


Escrito por blpgirl

* Imagen sacada de la galería de quinn.anya.
La pereza, madre de todos los vicios, es una de las grandes causas por la cual las personas procrastinan y se terminan estresando gracias a el sentimiento de culpa característico de la pereza que con cada minuto se acumula más y más, inhabilitando aún más la acción.
“Cuan pronto ‘más tarde’ se vuelve ‘nunca’.”
-Martin Luther
Varias de las razones por las que nos da pereza son:
  • Poco beneficio vs Esfuerzo necesario:
    Analiza la tarea, ¿es algo que puedes simplemente ignorar? ¿es realmente necesaria esta tarea? ¿realmente agrega valor o solo la tienes en tu lista por ser perfeccionista? ¿hay alguna alternativa para obtener el mismo beneficio con menos esfuerzo? ¿es algo que le puedes delegar a alguien más?
    Si la tarea no es tan importante, puede ser mejor que la elimines de tu lista de quehaceres y nunca la hagas, pero si realmente es necesario hacerla y no hay otra alternativa, aumenta el beneficio final recompensándote al terminar la tarea.
  • Falta de preparación para realizar la tarea:
    Esto puede ser porque te sientes abrumado/a por el tamaño de la tarea o simplemente porque nunca la haz hecho antes. En este caso, investiga un poco sobre lo que tienes que hacer (ponte un tiempo limite para que no pases todo el día en esto) y busca dividir la tarea en varios pasos más pequeños que sepas como hacer y que no tarden más de 30-45 minutos cada uno.
    Una vez tengas la lista de tarea elige el primer paso y empieza a hacerlo hasta que termines, luego, mira la segunda tarea y trabaja hasta que acabes y así hasta que no hayan más tareas pequeñas en tu lista, siempre concentrándote en una única tarea.
  • Falta de motivación:
    Ya dí en el blog algunos consejos para motivarnos cuando no tenemos ganas de hacer nada de los cuales quiero resaltar el tratar de hacer la tarea más placentera. Algunas ideas para hacer ciertas tareas más divertidas y entretenidas, son:
    • Buscando un compañero para motivarte a ir al gimnasio.
    • Compra un perro para motivarte a salir a caminar
    • Conviértelo en un juego donde por cada tarea que completes a tiempo ganas punto y de acuerdo a eso el fin de semana te das un premio. Puedes, incluso, tratar de superar tu record cada semana si eres bastante competidor(a).
    • Apuesta con alguien a que puedes hacer la tarea en X tiempo.
    Lo que a mi mejor me funciona es poner música animada de fondo con lo que puedo trabajar varias horas de seguido sin dejar de ser productiva (Por ejemplo, esta entrada la estoy escribiendo con buen vallenato y merengue de fondo :P). Estoy segura que a ustedes se les pueden ocurrir más ideas para divertirse mientras trabajan.
  • Monotonía laboral. Cuando la pereza parece ganarnos por el aburrimiento que sentimos, lo mejor que podemos hacer es tomarnos un día libre y dedicarnos a disfrutar la vida, ver televisión, salir a pasear, dormir bien y relajarnos para que al día siguiente estemos listos para enfrentarnos al trabajo de nuevo. Claro que, si te encuentras aburrido constantemente con las tareas que debes hacer, será mejor que reflexiones y busques un trabajo que de verdad te guste.