viernes, 24 de abril de 2015

ORGANIZACIÒN : 10 Claves para Ordenar tu Despensa

10 Claves para ordenar tu despensa






10 Claves para poner orden en la despensa

Desde que he renovado la cocina estoy feliz. La veo más luminosa más fresca y como con más "Rock&roll" (es lo que yo quería). Pero con el tema de la despensa seguía teniendo un "handicap" que la verdad veía muy difícil de superar. Sin embargo, como todo en la vida, ha sido ponerse cara a cara con el problema y pensar: a esta despensa le pongo orden ya. Hoy me apetecía mucho compartir contigo las que para mi han sido las 10 claves para lograr orden en mi despensa. 
Como visteis el otro día cuando os enseñé con detalle el proceso de reforma de la cocina (simplemente con pintura y mucho cariño) mi cocina es más bien pequeña. De planta cuadrada, se compone de dos tiras de armarios en L con poca capacidad de almacenaje. Por eso la despensa es tan importante para mi. Es ese gran armario donde metemos lo imposible...
En la parte frontal, frente a la zona de fuegos tengo el menaje que más uso, platos y vasos que continuamente andan en movimiento del estante a la mesa y de ella al lavavajillas... Allí tengo lo más básico, y reservo lo que más cuido en las grandes vitrinas del comedor.
En la despensa en cambio, entra todo lo demás, incluida la comida, y los objetos de limpieza. Total un gran armario que pide a gritos auxilio para saber qué hay y sobretodo dónde está.
despensa ordenada.  10 Claves para ponerle orden

Estas son mis claves para ordenar la despensa:
1. Cada poco tiempo saco todo lo que hay dentro. Esto  me sirve para limpiarla a fondo y ver si hay algo caducado o en mal estado. También para ver lo que apenas uso, o que ha quedado inutilizable (odio los tupper que un día dejan de cerrar, porque sí)
2. Sobre una mesa clasifico los alimentos por tipos. En un lado cajas, en otro latas y por último los alimentos abiertos que deberán ir en botes herméticos ( todos a ser posible).
3. Dentro de cada tipo los voy a agrupando por familias: pasta, lácteos, especias...
Orden en la despensa- 10 claves para poner orden en la despensa

4. Y en este punto empiezo a organizar la despensa con unas bonitas cajas de distintos tamaños. Mi "tuqui" es clasificarlos por necesidades y no por su tamaño ( que es lo que hacía antes). Es una forma muy sencilla de saber donde está cada cosa con rapidez. Por ejemplo si vas a buscar el azúcar, los cereales, o las galletas para desayunar "toooodos"los días,  lo lógico es que estén juntos o al menos muy próximos.
En mi casa las cajas se distribuyen por: desayuno, finde (con alimentos prohibidos), chocolates e infusiones, conservas, galletas, repostería... Así de un vistazo se puede saber donde está todo.
5. Dentro de cada caja de alimentos pongo delante lo que caduca primero ( que no está la vida para tirar) y detrás lo más nuevo.
10 Claves para poner orden en la despensa. Cajas de plástico, etiquetas de pintura de  pizarra

6. En la parte superior de la despensa tengo lo que menos uso. Aquí puedes poner libros de cocina, botellas de vino. En fin, cosas que no necesites todos los días. En mi caso  aprovecho ese estante alto para tener todos los moldes de repostería (parece que no pero tengo un montón de cacharros).
7. Abajo siempre pongo lo que más pesa. Suele ser la leche, zumos, agua y el aceite.
8. Es muy práctico tener a mano  una lista de la compra donde ir añadiendo lo que ves que falta en ese preciso instante. Nosotros tenemos al lado la lavadora con pintura de pizarra ( pero me temo que este espacio ya lo han ocupado los peques con sus dibujos), así que tengo pendiente poner una en la misma puerta de la despensa. Os la enseñaré cuando esté lista.
9. Por último marco cada caja o clasificador con un texto descriptible ( desayunos, repostería, conservas...) palabras que nos sirvan para identificar fácilmente lo que va en cada sitio. En casa uso las etiquetas de pizarra que son súper cómodas para ir cambiando el texto sobre la marcha.
10. Es conveniente pegarle un repasito a la perfecta despensa cada 10-15 días ( en la despensas hay duendes que entran por las noches y lo desmontan todo otra vez- palabrita-)

martes, 21 de abril de 2015

ORGANIZACIÒN . Siete Claves para aprovechar mejor el Tiempo

Siete claves para aprovechar mejor el tiempo


Control de tiempo: 7 claves
El agobiante ritmo de vida que la sociedad nos obliga a seguir hace que muchas personas tengan la sensación de que su tiempo vuela sin sacarle partido. Es como si necesitasen que las jornadas tuviesen más de 24 horas porque éstas no son suficientes para llevar a cabo todas sus tareas.
Se trata de un problema bastante habitual y que en muchas ocasiones viene causado por una mala organización del tiempo. Pero siguiendo unos simples consejos, es posible solucionarlo. Veamos cómo.

#1. No malgastes tu tiempo

Cuando hagas algo, hazlo de verdad. Aquí calidad es mucho más que cantidad y diez minutos de máxima concentración resultan mucho más productivos que una hora divagando.

#2. Sé consciente del tiempo que le dedicas a la TV, internet o los videojuegos

Ten mucho cuidado con los llamados “ladrones de tiempo”. Si eres de los que se les va el tiempo sin darte cuenta, una buena idea puede ser monitorizar tu tiempo libre a través de una app que lleve un control de horas, te informe de cuánto dedicas a cada cosa y te ayude a tomar conciencia de ello.

#3. No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy

La sabiduría popular nos lo recuerda constantemente y es una gran verdad, no se deben postergar las cosas innecesariamente buscando cualquier excusa.

#4. Eficiencia y eficacia: Controla tu tiempo

Si pretendemos mantener un alto nivel de productividad, estos dos conceptos son fundamentales. Para administrar nuestras tareas de forma eficaz y eficiente es necesario mantener un estricto control de tiempo y dedicarles el necesario, ni más, ni menos. Alcanzar los objetivos marcados en el plazo previsto es el único modo de la planificación sirva de algo.

#5. Proactividad

¡Adelántate! No esperes a que se te venga todo encima en el último momento. Actúa, reacciona con tiempo y adelántate a los acontecimientos.

#6. El estrés es tu enemigo

Por mucho que haya quien diga que trabaja mejor bajo presión, eso no tiene por qué servirle a todo el mundo. Aunque seas capaz de tolerar la presión, lo mejor es trabajar relajado. El estrés al final hace saltar por los aires la planificación y acaba embarullando todo el trabajo.

#7. Planifica tu tiempo

Organización, organización y organización. No hay nada más sencillo a la hora de aprovechar el tiempo. Ponte objetivos realistas, adaptados a tu personalidad y carácter, sin exigirte demasiado pero tampoco permitiendo que los proyectos se demoren de forma indefinida.

domingo, 19 de abril de 2015

COCINA DULCE : Tarta ràpida de Manzana

Tarta rápida de manzana


Tarta rápida de manzana

La verdad es que no puedo quejarme, porque han sido unos días realmente buenos. Sobre todo he disfrutado de la compañía de mi catador. A estas alturas nos vamos a convertir en expertos en relaciones a distancia (espero que sea ya por poco tiempo).

Pero también he tenido tiempo de disfrutar de la gran ciudad como a mí me gusta: paseando por sus calles, tomando café y viendo a la gente pasar, visitando un museo que no había visto, colándome en alguna exposición gratuita, perderme en algún rastro...o simplemente haciendo la compra sin prisas, parándome a verlo todo y sin importarme cuánta gente hubiera en la cola. En esos días me olvido del reloj y del día en el que vivo :)

Cuando la gente volvió a la capital, nosotros aprovechamos para hacer una escapadita rural al Valle del Jerte y visitar Plasencia. Me gustó tanto este viaje que he decidido dedicarle en cuanto pueda una entrada en mi blog ;)

Tarta rápida de manzana

Así que mi último día de vacaciones me propuse pasarlo haciendo lo que más me apeteciera, y era cómo no...cocinar y con HORNO! :D

Tarta rápida de manzana
Capita crujiente
No recuerdo cómo llegué a ella, pero la receta la tenía guardada en favoritos del móvil, y cada vez que la veía más ganas me daban de prepararla. La receta es del blog Bizcochela, aunque yo la he variado un poco.

Se trata de una tarta de manzana rápida, para esos días en que no te quieres complicar mucho la vida y te apetece algo dulce. Yo aproveché a que el horno estaba caliente de otra receta dulce y decidí hornear esta ricura.

Tarta rápida de manzana

Si veis las fotos del blog original a mí me ha quedado más hecha por dentro, pero con ese punto de jugosidad que contrasta muy bien con la capita crujiente de azúcar y canela que caracteriza esta tarta.

Ideal para tomarla como merienda, postre, con nata (crema de leche), con sirope de caramelo...yo pienso comerme un trocito con una bolita de helado. y vosotros? :) Tarta rápida de manzana

Ingredientes:
1 manzana
1 cucharadita de levadura royal
1/2 cucharadita de sal
1/2 taza de azúcar
1 cucharada de canela
5 cucharadas de mantequilla a temperatura ambiente
1 huevo
1/ 2 taza de leche entera
1 cucharadita de esencia de vainilla
Elaboración:Precalentamos el horno a 200º parte de abajo.

En un bol mezclamos la harina con la sal y la levadura. En otro más pequeño mezclamos la canela con la mitad de la azúcar. En un recipiente apto para batir, añadimos la mantequilla junto con la otra mitad del azúcar, el huevo, la esencia de vainilla y la 1/2 taza de leche. Batimos. Le vamos añadiendo la mezcla de la harina poco a poco sin dejar de batir.

Cortamos la manzana en láminas o rodajas. Engrasamos un molde con mantequilla y vertemos la mitad de la masa. Después colocamos todas las rodajas de manzana por encima cubriendo toda la masa, y espolvoreamos con mitad de la mezcla de azúcar y canela. Después agregamos lo que nos queda de masa, intentando que cubra toda la superficie del molde y que quede uniforme, y volvemos a espolvorear con la restante mezcla de azúcar y canela.

Horneamos 30 minutos. Apagamos el fuego y reservamos.

ORGANIZACIÒN : 6 Pasos para dejar de ser Impuntual

6 pasos para dejar de ser impuntual


Kārlis Dambrāns/ Flickr
Kārlis Dambrāns/ Flickr
Publicado por José Luis Vargas
¿Haces lo imposible por llegar a tiempo y pese a ello siempre estás llegando tarde? La mayoría de las personas impuntuales odian serlo y aún así les cuesta cambiar ese mal hábito.
Por eso es importante intentar trabajar en el manejo de los tiempos personales para mejorar la puntualidad en todo ámbito de la vida, sobre todo en la actualidad donde nadie está dispuesto a perder su tiempo.
Pero, ¿por qué somos tan impuntuales? Las respuestas a esa interrogante muchas veces tienen directa relación con las dificultades individuales para enfrentar una determinada situación. Ya que cuando no se quiere lidiar con un problema o asunto particular, se suele postergar de forma continua, sin llegar nunca a resolverlo.
“Mantener una agenda demasiado sobrecargada y no ser capaz de decir que no a más compromisos es otra de las problemáticas por la que se es impuntual. Cuando hay muchas reuniones de por medio, al menor inconveniente ocurre un retraso que automáticamente pierde con la supuesta planificación, por lo que, siempre es recomendable dejar un tiempo para posibles imprevistos” afirmó la psicóloga clínica Fernanda Sotomayor.
Ser desorganizados o calcular de manera errónea los tiempos para cada actividad, es otro de los factores por la que se llega tarde a todo. Somos demasiado optimistas y no consideramos el tiempo suficiente para cada actividad.
“A todo lo anterior, se suma la escasa formalidad presente a la hora de establecer compromisos, hecho que se debe a la falta de interés e informalidad presente en las relaciones actuales. Tal comportamiento tiene como base el auge del individualismo, pues al llegar tarde a un compromiso no se toma en cuenta el tiempo y las labores que dejó de hacer el otro por estar a tiempo en el sitio acordado”, sostuvo la especialista.
La falta de compromiso para cumplir con ciertas obligaciones pactadas, tiene que ver con una mayor debilidad para llevar a cabo las normas, poniendo por encima de todo el propio bienestar e intereses.

¿Cómo combatir esta problemática?

Para mejorar este hábito, se insta a hacer un análisis de los factores que están provocando la impuntualidad. Para ello es primordial tener conciencia y auto-observación de nuestro entorno y también de nosotros mismos, desarrollando así un mejor registro del otro, para poder respetarlo y entender que no hacerlo es una forma clara de desconsideración y maltrato.
“Del mismo modo, ser impuntuales nos desvaloriza como personas y nos transforma en una persona poco confiable para los demás, esta práctica nos resta oportunidades de todo tipo y nos convierte en personas impredecibles e inciertas con respecto a ciertas temáticas incuestionables, interfiriendo en las relaciones familiares y laborales. Por ser impuntuales se pueden perder trabajos, amigos y porque no decirlo, el vuelo de tus vacaciones soñadas”, destacó la experta.
Como premisa general, Diana De Lonzor, autora del libro “Nunca llegues tarde”, sugiere en la obra siempre tener en cuenta el dicho: “no le hagas a los demás lo que no te gusta que te hagan a ti”, frase que sirve para desarrollar madurez, conciencia y evaluación de las consecuencias a enfrentar debido a la impuntualidad.
Asimismo, la Psicóloga y Coach Profesional, en su ejemplar destaca 6 puntos que se deben considerar para evitar los retrasos.
1. Planea más tiempo para tus actividades cotidianas
Si debes viajar calcula cuanto tardarás en cruzar toda la ciudad, sobre todo si es que hay mayor tráfico en las calles. La clave está en pensar con qué tipo de imprevistos te puedes topar en el camino que podrían cambiar las condiciones ideales pre-establecidas.
2. Ten mucho cuidado con la frase “lo haré todo un poco más rápido”
Si sumas más tareas a tu rutina matutina, contempla poner el despertador poco antes de lo normal. Si bien uno piensa que hacer las cosas más rápido soluciona el problema, en la práctica sólo causa que olvides cosas en casa o dejes tareas sin hacer.
3. Reflexiona cómo te planteas las cosas
Si tienes un compromiso al cine a las 20:00 horas, debes pensar que a esa hora debes estar sentado a la espera de la película, y no estar recién llegando al recinto. Así evitas entrar apurado en la sala y puedes disfrutar de la experiencia completa.
4. Intenta salir siempre diez minutos antes, sólo para aumentar tu margen de error
Si planificas llegar justo a la hora a todas tus reuniones o citas, tendrás un pequeño margen de atraso de un par de minutos. Si te propones llegar diez minutos antes, es más el tiempo del que dispones si surge un imprevisto en el camino.
5. Piensa siempre en el futuro
Si debes ir a un lugar que no conoces, busca la dirección y cómo llegar antes. Muchas veces llegamos tarde porque no hay una planificación previa. Este tipo de faltas nos obligan a resolver en el momento posibles eventualidades que pudimos haber evitado.
6. Trata de llegar temprano una vez y notarás la diferencia
Si eres de los que siempre llega tarde a todo, y no hay una motivación por ser puntual, quizás deberías probar qué se siente no estar apurado. De ser así, te darás cuenta que disfrutarás más la experiencia del viaje y de no sentir que el reloj está sobre ti de forma constante.