miércoles, 8 de marzo de 2017

7 SECRETOS PARA CUIDAR LOS BOLSOS Y CARTERAS

SECRETOS PARA CUIDAR TUS BOLSOS Y CARTERAS

Foto Secretos para cuidar tus bolsos y carteras
Es justo decir que nuestras carteras no sólo son un reflejo de nuestro estilo, sino que también se han convertido en una extensión necesaria de nuestro día a día. Sin estas fieles compañeras ¿dónde pondríamos todos nuestros accesorios y cosméticos?
Es cuestión de tiempo para que nuestras principales acompañantes comiencen a mostrar los signos del tiempo, ya que el uso constante no perdona. Así que para no permitir que esto ocurra con rapidez, les dejamos los tips más efectivos para cuidar los bolsos de mano:
Para proteger: a los bolsos de piel y de tela es importante darle un tratamiento previo antes de usarlas. Busca un spray protector contra agua y polvo para cada material y rocía antes de salir.
Para guardar: si no tienes una bolsa antipolvo entre tus cosas, una funda de almohada hace el truco perfectamente. Mantienen el polvo lejos de nuestras bolsas y así permanecen frescas y protegidas.
Para manchas: siempre ten en la cartera un paquete de toallitas húmedas, que encuentras en el supermercado, para atender y limpiar las pequeñas manchas en el momento. Ten cuidado de no tocar más que el área afectada de lo contrario podrías decolorar el bolso.
Uso moderado: sabemos que lo más fácil es usar el mismo bolso todos los días, sin embargo rotarlos no estaría mal. Es importante intercambiar las carteras en la semana, así les damos un respiro.
El cierre: otros cuidados que deben tener nuestras carteras son los cierres ya que uso frecuente hace que se arruinen con facilidad, a veces la humedad, contribuye a que se vuelvan duros, por esto recomendamos pasarles cera  por el cierre abierto, esto los hidratará y ayudará a deslizarlos de manera más suave.
Por dentro: la parte interna de la cartera es la que más se ensucia por la variedad de productos que colocamos en ella, por eso cepíllalas constantemente, y si son telas usa algodón empapado en jabón para quitarle las manchas, luego enjuágalas con otro algodón mojado en agua fría.
Las asas: dejémoslas descansar, no las llenemos demasiado, el peso puede hacer que las correas se jalen y se rompan. No llevemos la casa en la cartera, esto no hace falta.
Lucir las carteras como nuevas siempre dependerá del cuidado que les brindemos

fuente:  Cm