martes, 23 de septiembre de 2014

MODA: ACCESORIOS. Què tener en cuenta a la hora de elegirlos.

Accesorios: Qué tener en cuenta a la hora de elegirlos

Accesorios, aprende a combinarlos
©Laura Dye/Creative Commons
Estos días aprendimos que para lograr el look ideal no basta con usar prendas de vestir que se a adapten a cada momento y lugar. También hay que tener en cuenta aspectos como el maquillaje, el peinado y los accesorios, estos últimos indispensables para darle estilo y personalidad a nuestra imagen. El problema es que muchas veces se vuelve difícil armonizar todo el conjunto y algunas mujeres terminan tomando decisiones que arruinan todo su vestuario.
Para que esto no te ocurra a ti, repasamos algunos tips que te ayudarán a combinar bien los accesorios y lograr que joyas, pañuelos, bolsos y otros complementos se conviertan en los mejores aliados de tu look.

Cinturones, ¿por qué no deben faltar en tu armario?

Vienen en distintos grosores y tamaños que sirven para combinar con una gran variedad prendas. Los más finos suelen usarse sobre vestidos ajustados para cortar con un toque de color: hay diseños brillantes o metálicos ideales para este uso, aportando estilo y elegancia.
Los cinturones son un buen complemento para los vestidos©martinak15/Creative Commons
En cuando a los medianos, quedan muy bien con blusas y jeans: los modelos en forma de trenza aportan un aspecto muy formal y moderno. Por último, las fajas son ideales para afinar la cintura sobre prendas holgadas como blusas, suéteres largos y remerones.
Sea cual sea, procura no abusar de este accesorio: usar todo los días cinturones delatará tu intención de camuflar la zona del abdomen.

Pañuelos: aliados que nunca fallan

Los pañuelos quedan bien en verano y en invierno para agregar un toque inesperado de color. Hay muchas texturas y combinaciones posibles, como también formas de usarlos: en época de calor se puede optar por modelos pequeños sujetos a la muñeca o al pelo, o grandes que sirvan como pareos o chalecos. En clima frío, conviene llevarlos al cuello sin dejar de probar nuevos nudos y posiciones: se pueden lucir en caída redonda, ajustados a la garganta o sueltos cubriendo todo el busto y el abdomen.
A pesar de sus múltiples usos, es importante no usar más de un pañuelo por vestuario.

Secretos para lucir tus joyas

Anillos, pendientes, pulseras y collares son accesorios que nunca dejan de estar a la moda y suman personalidad al look. Sin embargo,  pueden pasar de ser aliados a enemigos si no se toman en cuenta algunas consideraciones:
Elegir tamaños armónicos con el cuerpo: Las mujeres de contextura chica no suelen verse favorecidas con accesorios muy voluminosos, que tapan gran parte de su cuerpo. Tampoco las de figura grande porque pueden terminar haciendo más hincapié en su tamaño. En ambos casos convienen los aros, anillos o collares medianos, que dan un aspecto más proporcional.
Para no cometer errores, es conveniente optar entre aros y collar©vemiya/Creative Commons
Distribuir bien las piezas: Un error frecuente es usar pendientes y collares voluminosos, lo que resulta abrumador. Hay que combinar bien los accesorios y procurar no lucirlos todos juntos: por ejemplo si se opta por los aros medianos, lo mejor es no usar joyas en el cuello. Por el contrario, se pueden lucir junto a algún anillo o brazalete.
Combinar con las prendas: Un vestido de brillos y lentejuelas difícilmente quede bien con accesorios impactantes: esto sólo es recomendable cuando el vestuario es lo suficientemente sobrio y neutral. Si vas a llevar prendas con mucha personalidad, procura que los complementos sean delicados y sutiles.
Buscar un estilo personal: Los accesorios dicen mucho acerca de cómo queremos que nos vean los demás. Si la idea es transmitir un look clásico, van bien los pendientes de perlas y pulseras tipo esclavas, mientras que para un look más glamoroso no pueden faltar anillos o relojes grandes y brillantes, además de aros colgantes.
Crear puntos focales: Los accesorios sirven para llamar la atención sobre las partes del cuerpo que más nos favorecen. Por ejemplo, si tienes manos atractivas no debes dejar de lucir un anillo que invite a poner la mirada sobre esa zona.

Bolsos: el tamaño sí importa

La forma y el tamaño del bolso pueden ser decisivos para tu imagen. Si eres de contextura pequeña debes evitar los modelos voluminosos y de correas largas, mientras que si tienes una figura grande puedes experimentar con diseños holgados, en especial aquellos que son más anchos que largos. Quienes tienen muchas curvas, suelen verse favorecidas por los bolsos grandes y cuadrados que equilibran la figura.
Debes elegir un tamaño de bolso que se adapte a tu figura©Lauren Indvik/Creative Commons
Recuerda que ya no es necesaria una combinación estricta de colores entre bolsos y zapatos, aunque sí es importante no lucir más de tres tonos en un mismo vestuario.

Un sombrero para cada ocasión

Es un accesorio que además de ser muy útil nunca pasa de moda. Lo importante es tener en cuenta algunos principios básicos:
-El ala del sombrero nunca puede superar el ancho de los hombros.
-Las mujeres altas pueden usar diseños más grandes, mientras que las bajas se ven mejor con tamaños más sutiles. En todos los casos deben ser usados unos dos centímetros por encima de las cejas.
-El sombrero debería ser del mismo color que el resto del equipo. Si hay varios matices, lo mejor es combinar con el predominante y que el resto de los accesorios también cumplan este requisito.
¿Quieres agregar unos buenos anteojos a tu look? No te pierdas estos consejos: Lentes de sol para tu rostro
Independientemente del accesorio que elijas, procura no abusar con los materiales, los colores y la cantidad. Por ejemplo si vas a usar un sombrero vistoso debes evitar combinar con un pañuelo o bufanda de grandes dimensiones. La clave está en hacer un uso inteligente de los complementos para lograr la atención en una zona de tu cuerpo: de esta manera lograrás un estilo con mucha personalidad pero sin caer en la extravagancia y la vulgaridad.