martes, 18 de septiembre de 2012

COMO TRABAJAR CON TU AGENDA



Cómo trabajar con tu agenda para lograr tus metas

Una de las actividades que más nos va a ayudar en nuestra búsqueda de la mejor organización en nuestras vidas es el manejo de una agenda. Con una agenda puedes tener a la mano TODO lo referente a tu vida y a tus actividades.
La mejor manera de lograr nuestras metas es organizar nuestros pendientes y ayudarnos de la agenda para llevarlos a cabo. El manejo más efectivo de tu tiempo y del calendario te asegurarán el éxito de todos tus proyectos.
Una agenda nos da la posibilidad de:
  • Controlar el cuándo y el cómo de nuestras actividades.
  • Llevar un registro de nuestras llamadas telefónicas y apuntes al respecto de ellas.
  • No olvidar nunca una fecha importante, un aniversario, cumpleaños o evento.
  • Poder tener detalles para con los demás, apuntando sus preferencias.
  • Manejar los gastos y los pagos pendientes.
  • Controlar los vencimientos de tarjetas, seguros, etc.
  • Ganarle tiempo a cada día en nuestras actividades al organizarnos.
Una agenda puede guardar para nosotros parte de la información que debemos tener a la mano, pero no necesariamente en la memoria. Ocupemos nuestra memoria para cosas más importantes. El mejor ayudante con el que puedes contar en el momento en el que tengas alguna actividad, proyecto o evento a desarrollar, es tu agenda.
Y los pasos que puedes seguir para aprender a organizar tu agenda son los siguientes:

1. Definir exactamente el proyecto que debes realizar, con lujo de detalles. Dibujar un mapa mental puede ser lo más recomendable, para lograr una visión más clara del total del proyecto y lograr mayor productividad.  ¿Qué necesitas hacer? ¿Cómo lo vas a hacer? ¿A quienes vas a reclutar y de quienes requerirás información? ¿Qué cosas necesitas? Todo lo que tu proyecto requiere para llevarse a cabo en el momento planeado, absolutamente todo.

2. Desglósalo el proyecto en tareas pequeñas que puedan ser realizadas independientemente y que incluso puedas delegar de ser posible.
3. Ordénalas las tareas jerárquicamente y calcula los tiempos necesarios para cada una de ellas.
4. Anóta en tu agenda la primera tarea de tu lista y si para ella tienes calculados 3 días de trabajo, por ejemplo, en el cuarto día anota la segunda tarea, y así sucesivamente.