miércoles, 24 de agosto de 2016

LIMPIEZA DE LA HELADERA

Tip principal:

Limpiar la heladera con un plan de actividades cotidianas es fundamental; por ende, te sugerimos verificar y quitar cualquier suciedad utilizando productos específicos antibacterianos para la cocina como los que presenta la línea de productos de Cif.
Para que una cocina esté limpia, no basta con pasar un trapo sobre la mesada y desengrasar las hornallas: también hay que limpiar la heladera. Es fundamental mantener su higiene, ya que los hongos y las bacterias de los alimentos en mal estado pueden contaminar el resto de los productos y así aumentar el riesgo de intoxicación. Este riesgo es aun mayor en el caso de las carnes y los pescados crudos, que pueden transmitir bacterias como E. coli y salmonela. Por eso, es importante que uses los productos adecuados para mantener tu heladera limpia. También es útil armar un cronograma de limpieza que te permita tener tu cocina en óptimas condiciones sanitarias.

Cómo limpiar una heladera: tips y consejos para tener en cuenta

Si tu heladera tiene estantes y cajones desmontables, es conveniente limpiarlos primero. A menos que estén muy manchados con restos de alimentos, basta con dejarlos un buen rato en remojo en agua tibia y detergente. Para remover manchas difíciles, es recomendable utilizar un limpiador antibacterial específico para cocina o incluso alguna preparación casera. Recordá siempre: antes de utilizar cualquier producto comercial, leé y seguí las instrucciones de la etiqueta. También es importante que lo apliques primero en una pequeña superficie poco visible a modo de prueba.
Los productos específicos para la limpieza de heladeras se consiguen en la mayoría de los negocios. Suelen venir en un envase con rociador que brinda mayor practicidad y no presenta riesgos para la salud ni para la comida. Esto significa que, aunque no se deben rociar directamente sobre la comida, los alimentos se pueden volver a colocar en la heladera después de haberla limpiado con este tipo de productos. Otra opción es utilizar un buen limpiador multiuso para cocina de la línea Cif que es apto y no contamina alimentos. Los aerosoles y las toallitas desinfectantes son ideales; sin embargo, se prohíbe incorporar a la limpieza de heladeras todo producto que contenga químicos tóxicos, en particular, los que contengan lavandina en cualquiera de sus formas.
Algunas personas prefieren limpiar la heladera con un método más natural. El interior se puede limpiar con una pasta hecha de bicarbonato de sodio y agua tibia, o con una solución de vinagre blanco destilado y agua tibia. En este último caso, se recomienda agregar unas gotas de jugo de limón para neutralizar el olor del vinagre. Para eliminar los olores fuertes de la heladera, basta con colocar en el interior algún recipiente abierto con bicarbonato de sodio.

 Cómo limpiar la heladera: un cronograma para mantenerla higiénica

Seguir un plan integral de limpieza te va a ayudar a mantener el interior y los contenidos de la heladera limpios y saludables. No se trata de una tarea extremadamente minuciosa, basta con que incluya algunos recordatorios que te ayuden a mantenerla limpia. Para que esté siempre impecable, podés incluir las siguientes sugerencias en el programa de limpieza de tu cocina:
  • Actividades diarias. Mientras preparás la cena, te aconsejamos tomarte unos minutos para revisar que no haya suciedad en la heladera. Cuanto antes limpies una mancha, más fácil va a ser eliminarla. Acordate de limpiar la manija de la heladera con un aerosol o una toallita antibacterial, ya que es uno de los lugares que más gérmenes junta en toda la cocina.
  • Actividades semanales. Antes de hacer las compras de la semana, revisá todos los productos que tenés en la heladera. Los alimentos que estén vencidos deben ser descartados. Si encontrás algún producto que todavía no está vencido, pero sabés que no lo vas a usar, podés regalárselo a un vecino para no desperdiciarlo.
  • Actividades más espaciadas. Cuando te parezca necesario, sacá todo el contenido de la heladera (incluidos los estantes y los cajones) y limpiala a fondo. También podés crear una lista de tareas para limpiar cada parte de la heladera en distintos momentos del mes.

Cómo limpiar una heladera: paso a paso

Limpiar la heladera es muy fácil si seguís estos pasos sencillos:

  • Para reducir el riesgo de contaminación, guardá las carnes y los pescados crudos en los estantes inferiores, para evitar que se derramen sus jugos sobre los demás alimentos. Lo ideal es dejarlos en recipientes sellados.
  • Por el mismo motivo, mantené separados los alimentos crudos de los cocidos de la misma manera.
  • No dejes que los alimentos se echen a perder en la heladera. El moho afecta los demás alimentos y propicia la propagación de los gérmenes.
  • Guardá los ingredientes apenas termines de usarlos. Una vez abiertos, la mayoría de los envases de alimentos y condimentos deben conservarse en la heladera y no en la alacena.
  • Limpiá los derrames y las manchas lo antes posible, mientras estén húmedos. Esto te va a permitir eliminar con facilidad la suciedad y mantener la higiene de las superficies que están en contacto con los alimentos.
como limpiar la heladera
como limpiar una heladera