miércoles, 11 de julio de 2012

Los trastos viejos y que no se usan:
Cuando se decida a poner orden, tendrá trastos que no cumplen ninguna función, solo ocupar espacio. Los que comúnmente se guardan no se sabe bien por que, ni para que. Hay que regalar o tirar lo que no se usa, solo contribuye al desorden y siempre habrá alguien que verdaderamente lo necesite.