lunes, 19 de junio de 2017

¿TIENES AGOBIO Y ESTRÉS? Cómo evitarlo.




¿Tienes agobio y estrés? Te damos algunos consejos para evitarlos

Si el trabajo, los compromisos y las tareas se comen la mayor parte de tu día y acabas por la noche con una sensación de estrés o de agobio y cansancio, es que alguna cosa no acaba de ir del todo bien.
Todos tenemos nuestras tareas diarias, pero debemos aprender a que no nos desborden y a llevar una vida que nos guste y alegre. Para poder conseguir esto, os damos unos pequeños consejos que seguro os serán de ayuda para reducir el estrés.
Estar cansado físicamente, sentirse frustrado y nervioso, sofocarse, tener ansiedad, sentirse inquieto… Si te ocurre esto a menudo, es que estás agobiado. El agobio es la sensación de sentirse todo el rato superado por las circunstancias y los acontecimientos. Cuando esto le ocurre, no puede vivir felizmente, ya que todo le preocupa por lo que vendrá después, y no disfruta del momento presente. Cada vez son más las personas que se sienten de esta manera, por culpa de la exigencia en el trabajo, en las tareas de la casa, en los estudios, el tiempo límite para realizar las cosas… Y todo junto se convierte en una sensación de agobio y frustración.

¿Qué nos dicen los expertos respecto al estrés?

Si te encuentras que vives con las sensaciones que hemos nombrado arriba, es hora de ponerle una solución, primero analizando las causas del agobio y luego solucionándolas. Lo primero que hay que hacer es reemplazar el sentimiento de que “hay que hacerlo todo y ser el mejor y hacerse más responsable cada vez con mayor grado de las cosas, sin tener opción a delegar tareas, compartirlas y confiar en que los demás pueden hacerlas para poder vivir el presente más alegremente.”
Generalmente, muchas mujeres son las que se encuentran más agobiadas: el trabajo, los estudios, la competencia en el oficio… Además, todas estas tareas se suman al trabajo doméstico en casa, la relación de pareja, y la vida con sus hijos.

La solución: tener tiempo para ti

estrésPara conseguir evitar, controlar y reducir el estrés y el agobio, tres consejos:
- Centrarse en el momento presente: el “aquí” y el “en este momento”
- Dedicarse un tiempo cada día a uno mismo
- Evitar las postergaciones
Un buen consejo para sentirse relajado y sano psíquicamente es dedicarte a ti mismo una o dos horas al día, o un día cada semana. Es decir, durante este tiempo no dedicarse a hacer nada: ni tareas, ni preocupaciones, ni deberes, ni trabajo… Es bueno hacer algo que nos guste: leer un buen libro, escuchar música, ir a correr… Y durante un tiempo concreto, lo mejor es estar solo, en silencio, relajarse y escucharse interiormente a uno mismo, para así conectar con las emociones. De esta forma verás como las preocupaciones se esfuman y puedes ver claramente las cosas positivas que hay en tu vida.
¡Te aconsejamos que lo pruebes, seguro que te sientes más feliz y el agobio desaparecerá!
Fuente: terra