jueves, 29 de junio de 2017

EL MÉTODO JAPONÉS DE LAS 5S Y EL ORDEN EN EL HOGAR

          El método japonés de las 5S y el orden en el hogar

Después de la segunda guerra mundial nació en Japón un método de calidad llamado 5S. Dicho método conducía rápidamente a mejorar los niveles de calidad, eliminaba tiempos muertos y reducía costes. Debido a su probada efectividad se extendió rápidamente por todo el mundo y es raro que una empresa no lo emplee hoy día. El método, o estrategia, surge con la hipótesis de que cuando el entorno de trabajo está desorganizado y sucio se pierde eficiencia, se reduce la productividad y aumenta la desmotivación.

La estrategia de las 5S se refería al "mantenimiento integral" de la empresa, se basaba en la gestión que hacían las mujeres japonesas de sus propios hogares. En inglés se acuñó un vocablo para englobar este método: "housekeeping" que traducido al castellano es algo así como, "ser amos de casa también en el trabajo". Es decir, la estrategia pretendía trasladar el orden y limpieza de los hogares a las empresas para aumentar la eficiencia, la calidad y la productividad.

Históricamente las tareas domésticas han recaído sobre las mujeres, con independencia de la región geográfica donde se encontrasen. Desde los años sesenta, con la incorporación masiva de la mujer al mundo laboral, aparece el concepto de la “superwoman”, que pretende que las féminas compaginen dichas tareas con largas jornadas de trabajo externas. A medida que aumenta la presencia de la mujer en el mundo laboral, se reivindica la cooperación del hombre para compartir la gestión del hogar, pero lo cierto es que aunque muchos hombres ayudan a compartir las tareas domésticas, en la actualidad y después de décadas de desprestigio de estas tareas tan importante para nuestra sociedad, nos encontramos que muchísimos de nuestros jóvenes, de ambos sexos, no tienen ni idea de lo que es la gestión del hogar. Tienen verdaderos problemas para mantener sus hogares ordenados y limpios.

Hace unos años, cuando aún vivía en Brasil, Marcos Dávila, periodista de la Folha de S.Paulo, escribía que según psicólogos y psicoanalistas como Alice Bittencourt , tareas del hogar triviales como lavar los platos, barrer el suelo, planchar la ropa, ordenar armarios y cajones, cocinar, decorar o cambiar los muebles de lugar, generan una limpieza mental que eleva la autoestima. Decía también que aprender desde edad temprana los secretos de la manutención y el orden doméstico, ayuda a los niños a desarrollar nociones de responsabilidad y autoconfianza.

En la actualidad está demostrado que el desorden en el hogar repercute en el desarrollo de nuestro trabajo profesional y cuando este desorden es excesivo puede impedirnos, incluso, la consecución de objetivos y producirnos stress. Aunque parezca exagerado, en muchas familias el desorden y la suciedad de su hogar interfieren en su vida diaria.

Muchas veces poner orden y limpieza en nuestro hogar, nos ayuda a poner orden en nuestra mente y nuestra vida. El hábito del orden se aprende en casa, aunque se debe reforzar en la escuela.

Mi propuesta es recuperar la estrategia de las 5S y aplicarla a nuestros hogares.

fuente: Blog Organizada.