jueves, 2 de marzo de 2017

COMO HACER UN ARMARIO CÁPSULA

QUÉ ES UN ARMARIO CÁPSULA Y CÓMO CREAR UNO

Un armario minimalista
Voy a empezar a hablar de minimalismo con un tema que seguro os va a interesar (o por lo menos, os va a llamar la atención): el armario. ¿Se puede tener un armario minimalista? Sí. Y además tiene cantidad de ventajas que harán que tu vida sea mejor, así como suena.
Pero, ¿qué es un armario minimalista o armario cápsula?
Se trata de construir un armario para cada temporada, en el que sólo utilizaremos 33 o 37 prendas en total. Esto quiere decir que una vez que completemos nuestro armario, la única manera de añadir prendas nuevas serás eliminando otras que ya tengamos.
¿Cuál es el objetivo de un armario cápsula?
Motivos para adaptar nuestro armario al minimalismo hay muchos, algunos de ellos son:
 Comprar menos (incluso no comprar nada). Esto significa que al tener nuestro armario completo no haremos compras por impulso.
 Olvidarse del “no tengo nada que ponerme”. Seguro que esto nos ha pasado a todas en más de una ocasión, tenemos el armario lleno de ropa pero nos da la sensación de que no tenemos nada que ponernos. En un armario cápsula todo combina entre sí :)
 Encontrar nuestro estilo y llevar todos los días ropa que de verdad nos gusta y nos hace sentir bien.
Podría decirse que un armario cápsula es como un gran fondo de armario, en el que te pones toda la ropa a lo largo de una temporada. Y no es solo para amantes de la moda, al contrario. A mi no me gusta comprar ropa ni sigo las modas, y tener un armario minimalista me ha ayudado mucho a despreocuparme del tema.
Cómo crear un armario cápsula
PASO 1. Empezaremos por organizar el contenido de nuestro armario, las prendas que ya tenemos. Divide TODO en tres grupos: la ropa que te encanta, lo que no sabes si te quieres quedar y lo que definitivamente no quieres.
Prendas que no quieres: dónalas, véndelas o regálaselas a una amiga.
Prendas fuera de temporada que sí quieres: mételas en una caja y guárdalas hasta que sea el momento de utilizarlas.
PASO 2. Escoge los colores que utilizarás en tu vestuario, quédate con uno o dos colores + un color base. Por ejemplo, puedes usar el azul marino como base y los colores gris y rosa como complementarios. La meta es conseguir que todas las prendas de tu armario combinen al menos con otras dos prendas más. Elige también estampados que puedan llevarse varias temporadas.
Si te faltan prendas para completar el armario de la temporada, es el momento de añadirlas. Intenta comprar poco y que sea ropa de calidad.
PASO 3. Lleva todas las prendas de tu armario durante la temporada y NO compres nada. Puedes hacer una excepción y hacerte con 3 prendas nuevas, pero con la condición de cambiarlas por otras que ya tengas (recuerda: vende o regala lo que ya no necesites). Resumiendo: si algo entra, algo ha de salir.
PASO 4. Un par de semanas antes de que empiece la siguiente temporada, planifica y compra tu nuevo armario.
¿Es necesario renovarlo todo? No, claro que no. Puedes quedarte con tantas prendas de la temporada anterior como quieras (cuantas más, mejor, recuerda que hay que hacer pocas compras). Lo habitual es tener que comprar entre 4 y 8 prendas nuevas en el cambio de temporada, pero si es menos, ¡mucho mejor!
Por ejemplo, yo no compro pantalones vaqueros nuevos hasta que los que tengo están hechos polvo, se me rompen, etc. Así que estaré utilizando esos pantalones durante las temporadas de otoño, invierno y primavera de unos cuantos años… Lo mismo me pasa con las chaquetas y abrigos, son prendas que aguantan bien varias temporadas.
Construir un armario cápsula
Las excepciones
Por último, hay artículos que no entran en el número de prendas de nuestro armario minimalista, así que hay que dejarlas fuera de la cuenta total y podemos renovarlas siempre que lo necesitemos:
 Ropa interior, calcetines, etc.
 Ropa para dormir y estar por casa. Los pijamas y la ropa que nos ponemos para estar por casa no cuentan, siempre que la utilicemos sólo para eso.
 Ropa de deporte. Igual que la anterior, no cuenta, pero sólo la podemos usar para hacer deporte (puedes venir de clase de yoga con ella puesta, pero no la puedes utilizar para ir a dar un paseo, etc.).
 Joyas y complementos.
 Ropa para ocasiones especiales (la ropa que por ejemplo sólo te pones para una boda).
Y también hay cosas que  cuentan en la lista:
 Calzado. Cada par de zapatos cuenta como una prenda en nuestro armario cápsula, así que elige bien :)
 Bolsos y carteras. Esto también cuenta como prenda.
 El bikini o bañador.
El armario se debe adaptar a ti
Como esto no es una disciplina, si no un método, puedes ser flexible y adaptar tu armario cápsula a tu estilo de vida. Por ejemplo, yo me quedo con un armario de 33 prendas porque 37 + repuestos me parecen demasiadas, pero sin embargo no pongo en la cuenta las cosas que yo tejo (siempre que no sean ropa). Así que cuando llegue a la temporada de invierno tendré mis 33 prendas y un montón de gorros, guantes y demás. ¡Es lo que tiene ser tejedora!