sábado, 23 de abril de 2016

TRUCOS para TENDER LA ROPA Y AHORRAR A LA HORA DE PLANCHAR

Trucos para tender la ropa y ahorrar a la hora de planchar.

En invierno tender la ropa es una obra de ingeniería. No se seca, no nos cabe en el tendedero, se nos acumula y nos da mil y un quebraderos de cabeza.
Si tendemos bien nuestra colada, optimizaremos el espacio, haremos que nuestra ropa tenga menos arrugas y el plancharla será mucho más fácil, por lo que matamos dos pájaros de un tiro... ahorraremos en nuestro recibo dela luz.


Es importante no dejar ( a ser posible) demasiado tiempo la ropa en la lavadora después de que haya terminado el programa elegido, y de ésta forma evitaremos que huela a humedad y se nos arrugue en exceso al igual que no debemos dejarla mucho tiempo tendida después de que se haya secado, ya que si nuestro tendedero es exterior, evitaremos que se nos ensucie con la polución o con algún pájaro despistado.


Es importante no colgar la ropa demasiado mojada, ya que se nos puede deformar con el peso. Si la hemos lavado a mano y no la hemos podido escurrir bien, la pondremos en un programa de centrifugado de la lavadora o ponemos en posición horizontal sobre el tendedero. Sobre todo haremos esto con las piezas de lana.


Antes de tender cualquier prenda, es bueno sacudirla bien, así evitaremos arrugas y expulsaremos alguna posible pelusa de la lavadora.


La ropa blanca es bueno tenderla al sol y la de color siempre a la sombra y a ser posible del revés.


Las pinzas son muy socorridas pero sólo hay que utilizarlas en caso necesario. Las prendas delicadas no deben llevar pinzas jamás, y si hay que ponerlas, siempre por las costuras para que no queden marcas cuando la ropa se haya secado. Las pinzas de plástico no marcan la ropa, pero las de madera pueden daros un disgusto, os lo aseguro.


Las camisas y blusas siempre hay que colgarlas en perchas, además de evitar que se arruguen, no se nos deformarán.


Nunca debemos tender prendas unas encima de las otras, ya que tardarían mucho en secarse y además el olor a humedad nos invitaría a volver a lavar la prenda.
Las sábanas, manteles y mantas siempre las tenderemos por la mitad.
Los pantalones los tenderemos por los bajos, para que el peso de la cintura haga que se estiren y se eliminen las arrugas. En cambio las faldas las tenderemos por la cintura.


Los calcetines es mejor tenderlos emparejados, así comprobaremos con más facilidad que están emparejados. Yo ya los meto en la lavadora emparejados. Hay unas bolsitas de rejilla para meter ropa delicada en la lavadora y yo casi siempre la uso para los calcetines.
La ropa interior es mejor tenderla sin pinzas, ya que al ser prendas bastante delicadas, suelen quedarse marcadas las pinzas.


En fín, la ropa siempre suele ser un quebradero de cabeza, pero utilizando el programa adecuado de nuestra lavadora y siguiendo éstos pequeños consejos para tenderla, seguro que te ahorrarás mucha plancha.
¿Cómo sueles tender la ropa?
¿Usas tanto la secadora que te olvidaste de cómo se tendía?