jueves, 26 de noviembre de 2015

ENCUESTAS. Planchar una de las tareas domèsticas màs odiadas


Planchar y limpiar el baño son las tareas domésticas más odiadas

Vida cotidiana.Lo reveló una encuesta en Capital y GBA. La tendencia se repite en hombres y mujers. Lo que más gusta: cocinar.
En una época en la que ya no es clara la división entre las actividades “femeninas” y “masculinas”, las tensiones en los hogares se vuelven más uniformes, lo que no significa que dejen de existir. Una encuesta que llevó adelante la consultora TrialPanel reveló que en los hogares modernos hay dos cosas que tanto ellas como ellos odian por igual: planchar y limpiar el baño.
A la primera de las actividades la condenó casi el 50% de los encuestados, tanto en el caso de un género como de otro. En épocas en que el tiempo vale oro, la demora de juntar la pila de ropa y planchar, resignando durante largos minutos otras actividades, como el uso del celular, se vuelve de lo más tedioso. ¿A quién le gusta planchar?
Para sorpresa, en el sondeo sobre 740 casos de mayores de 18 años de Capital y GBA, la difícil tarea de limpiar el baño quedó en segundo lugar. Tres de cada diez consultados –la misma proporción en hombres y mujeres– dijeron que esa es la actividad casera que más desprecian. Otras tareas que generan resistencia: limpiar vidrios y ventanas (le gusta menos a ellas) y guardar la ropa (le molesta más a ellos). Los hombres también odian hacer la cama.

“Los resultados nos sorprendieron porque de alguna manera confirman que los géneros tienden a parecerse más que en otras épocas; se reparten más las tareas y sienten odio por las mismas cosas”, explicó a Clarín Adriana Castagno, directora de la consultora que publicó la investigación.
ADVERTISEMENT
La cuestión socioeconómica pesa a la hora de resolver el problema: mientras que el 37% de las personas que participaron en la encuesta dijeron que nunca tuvieron personal doméstico que los ayude en las tareas domésticas, 1 de cada 4 consultados respondió que cuenta con una empleada al menos una vez por semana.
Entre las novedades, se cuenta que algunas tareas sí se comparten y generan placer en ambos sexos. Cocinar es lo que más les gusta tanto a hombres como a mujeres (35% y 31% respectivamente). Hay un matiz: un 41% de las chicas señalan que “pensar” en qué hay que preparar sí es un fastidio. Hacer las compras de la casa es la actividad que sigue en el ranking, con una aprobación mayor para ellas, que llega a dos 2 cada 10 casos.
“El boom de la cocina gourmet, los chef que se pusieron de moda, así como probar vinos de calidad, sin dudas impulsaron el gusto por volver a preparar los alimentos con cuidado, casi como un capricho o un hobby, algo que ahora valoran mucho más los integrantes de los dos sexos”, argumentó Castagno.
A la hora de encarar las tareas hogareñas, de todas formas, algunas diferencias se siguen marcando: mientras que 8 de cada 10 mujeres responden que “siempre” las hacen, solamente 3 de cada 10 varones eligen la misma respuesta. Un 66% de los hombres dice que “a veces” colabora. Un reservorio de placer masculino está en pasar la cortadora de pasto: el 13% de los consultados dijo que es una de las actividades que le gustan, casi como si fuera un ritual para sacarse de encima el estrés.