viernes, 9 de octubre de 2015

ORGANIZACIÒNN : PROCRASTINAR. Què es y còmo evitarlo.

Procrastinar, que es y como evitarlo.

¿Qué es Procrastinar?
En pocas palabras procrastinar, es postergar actividades o situaciones que uno debe atender rápidamente, por otras situaciones más irrelevantes y agradables.
Este término proviene del latín pro- (adelante) y crastinus (relacionado con el mañana).
"Si no fuera por el último minuto, nada se haría" (corolario de la ley de Murphy).
"No dejes para mañana, lo que puedes postergar indefinidamente".
Todos lo hacemos, incluso usted. Usted tiene cosas que hacer, cosas importantes y cosas mundanas o menos importantes, y que pospone para hacerlas hasta el último minuto.
Si Procrastinar fuera una competencia Olímpica usted podría ganarse una medalla de oro, usted es bueno en eso. Hasta bromea con sus amigos acerca de ser un gran procrastinador, diciéndoles que sin ningún problema, usted podría terminar ese proyecto de negocios ahora mismo si quisiera, pero (bosteza) que mejor lo va a dejar para mañana.
Procrastinar es dejar cualquier cosa para después, ya sea debido a la negligencia o a la habitual pereza. Es posponer las cosas hasta mañana cuando podría fácilmente terminarlas hoy mismo.
El procrastinador posterga o retrasa innecesariamente una actividad sin razón aparente.
Los estudiantes son famosos por este comportamiento; Están conscientes de que deben investigar y escribir esos reportes o tareas, hay que estudiar para el examen pero, nada de esto se hace o ni siquiera se intenta, hasta el último minuto.
Los estudiantes que posponen lo importante por lo ordinario, luego deben compensarlo gastando tiempo y energía, desvelándose y estresándose para ponerse al día o preparándose para el examen de mañana por la mañana.
Una persona que habitualmente llega tarde a todo, desde citas informales hasta citas de negocios importantes, es alguien que pospone arreglarse o prepararse para salir a tiempo. No empieza a prepararse hasta que casi es la hora de salir o se mueve tan lentamente que para cuando debe ya estar listo, apenas va a la mitad.
¿Por qué dejamos que el tiempo que tenemos disponible para hacer las cosas verdaderamente importantes se nos escape hasta que la fecha límite se acerque y para entonces ni siquiera hemos empezado, cuando ya podríamos haber terminado? ¿Por qué procrastinamos?
¿Por qué lo hacemos?
Procrastinar afecta a casi todo el mundo en un momento u otro de la vida. Para algunos es un hábito, aunque no es un atributo muy deseable o admirable. Para otros puede ser algo circunstancial.
Por la razón que sea, las personas simplemente posponen las cosas que no quieren hacer.....
Por que tienen miedo
A nadie le gusta admitir que le teme a algo, pero el miedo puede ser la razón por la que pospone hacer lo que usted sabe que debe hacer.
Ya sea miedo al fracaso o el temor de éxito, sigue siendo miedo. El miedo puede ser una emoción paralizante. Tiene la capacidad de literalmente detenernos en nuestro camino.
Algunos autores temen al fracaso por lo que nunca escriben la novela épica que llevan cargando dentro de ellos hasta morir; algunos temen al éxito y el resultado es el mismo. Si usted procrastina compulsivamente, ¿y quién no lo disfruta?, entonces es posible que tenga temor de que si alguna vez tiene éxito en algo entonces va a sufrir la compulsión de ser continuamente exitoso, pero para que esto suceda es necesario que termine el trabajo que está haciendo y entonces hay un conflicto entre su subconsciente y su mente consciente que termina en posponerlo indefinidamente. Se trata de un círculo vicioso. El miedo puede hacerlo procrastinar su éxito.
Por que no cree que sea lo suficientemente importante
No le da prioridad a la tarea, no es algo vital y por lo tanto no es digno de que usted la haga. Usted sabe que debe hacerse y es posible que ya haya decidido que es el único que debe hacerla. Sin embargo, siempre hay otra cosa más importante en su la lista de tareas que manda ese trabajo en particular hasta el final.
Digamos que que esta consciente de que hay que lavar la ropa por que ya no tiene nada que ponerse, pero lo deja para más tarde, después de comprar los comestibles. Salir a la tienda es más importante, porque si no tiene comida puede morir de hambre.
Por otro lado, tiene la ropa que trae puesta. Después de ir a la tienda a comprar la comida que necesita lo que sigue es hacer de comer, porque ya tiene hambre. Además, mañana puede usar la misma ropa, lavar la ropa sucia no es una prioridad y es por eso que lo pospone.
Aún no tiene la información suficiente para hacer el trabajo
Usted puede posponer un proyecto simplemente porque no sabe todo lo que necesita saber para completar la tarea. Es posible que no pueda conscientemente admitirlo, pero en el fondo tiene una aversión a iniciar el proyecto. Usted necesita determinar si verdaderamente esto es debido a que no ha recopilado todos los datos necesarios para lo que tiene que hacer, o simplemente busca un pretexto para posponerlo.
Por que está muy ocupado
La vida es una ocupación. Tenemos puestos de trabajo y compromisos y a veces, sólo a veces, no podemos completar una determinada tarea, porque no nos alcanzó el tiempo.
Por desgracia, procrastinar se puede reforzar. Si queremos evitar algo que no queremos hacer (como limpiar la casa) optamos por buscar algo que sí queremos hacer (como salir con los amigos) y dejamos la limpieza para más tarde, podemos decir luego que no fue mala idea después de todo. Y además, nos divertimos al procrastinar.
No se ha comprometido con el trabajo
Usted puede pensar que el trabajo le corresponde a otra persona y por lo tanto es una pérdida de tiempo. Si así está viendo esta tarea en particular, entonces necesita preguntarse qué pasará con usted si no completa ese trabajo.
Simplemente no quiere hacerlo
Todo el mundo se enfrenta a actividades en el trabajo que simplemente no quiere hacer. Ya sea por que son repugnantes, como tener que limpiar los retretes, o que son peligrosos, como subir a la azotea para hacer la limpieza de las canaletas de lluvia. Estamos postergando hacer la tarea en cuestión, ya que simplemente no queremos hacerlo. Punto. No hay ninguna razón subyacente psicológica para justificarlo. Es ese berrinche del niño que llevamos dentro, que sale a decir "no quiero y no me da la gana". 

Sencillamente usted es perezoso
Sí, eso es lo que he dicho. Sé que no es una cosa fácil de escuchar acerca de usted, pero a veces enfrentar la verdad sobre nosotros mismos nos puede ayudar a superar los malos hábitos y tener éxito donde otros pueden haber fracasado. Usted necesita encontrar una manera de motivarse a si mismo para eliminar su hábito de ser perezoso y poner fin a la procrastinación.