martes, 20 de octubre de 2015

ORGANIZACIÒN: Nuestro Guardarropas. LOS BÀSICOS

En este  capítulo veremos las prendas básicas que debemos tener como fondo de armario. En primer lugar tenemos que analizar cómo es nuestra vida diaria, si trabajamos en casa o fuera, si caminamos mucho o trabajamos sentados en una oficina, para ver qué vestuario se adecua mejor a las actividades que realizamos durante la semana.

Los básicos para mujer serían:
- Camisa blanca. Es una prenda totalmente versátil, viste mucho si la utilizamos con traje o se convierte en algo más informal si lo combinamos con unos pantalones vaqueros. A ser posible debe ser 100% algodón, y entallada, para estilizar la figura.
- Pantalones vaqueros. Prenda indispensable para todo ser humano. Deben ser de algodón para que no se estropeen y de un color que no sea ni demasiado claro ni demasiado oscuro, para poder combinarlo con todo. Hay muchas tonalidades de color vaquero y podemos elegir el color que más nos guste. La tendencia actual nos permite llevar todo tipo de modelos, bajos de cadera, pitillo, rectos, ajustados, etc..Depende del cuerpo que tengamos debemos buscar el modelo que más nos favorezca.
- Traje de chaqueta. Indispensable en nuestro armario, debe ser clásico, que no tenga adornos que sobresalten ni botones de colores distintos al tejido, para que se pueda aprovechar el máximo tiempo posible. Lo mejor es adquirir uno en un tono oscuro, negro o azul marino sería ideal ya que estos colores prácticamente combinan con todo. Sería aprovechar aún más el traje si además adquirimos una falda del mismo color. Podremos utilizarla para trabajar y dar un toque más femenino al conjunto, o bien combinarla con un top de fiesta para salir por la noche a cenar.
- Zapatos. Debemos disponer de 3 tipos de zapatos, unos cómodos, tipo mocasín, planos; otros de medio tacón, elegantes, que nos sirvan para llevar con el traje, y unas sandalias negras de tacón alto para salir por la noche o de fiesta.
- Vestido negro: siempre indispensable. A ser posible, con manga corta o sin mangas, por encima de la rodilla y con escote. Te lo puedes poner con botas o zapatos y para combinar con chaquetas o chals.
- Abrigo de lana: un abrigo de lana o mezcla en color negro o gris oscuro nunca se pasará de moda. Si además lo buscamos entallado, y con cuello de piel de quita y pon, tendremos más versatilidad. Este tipo de abrigos queda igual de bien con unos vaqueros que con un vestido. Son informales y formales a la vez, por eso debemos tener siempre uno. La gabardina es otra opción, esta temporada se vuelven a llevar y hay muchos tipos, con cinturones muy originales, renuevan la idea de la gabardina clásica.
- Top de fiesta: top de cualquier color con pedrería o estampados que podemos combinar con la falda o con vaqueros, para estar vestida en cualquier ocasión.
- Otros básicos que puedes tener son camisetas de manga corta o tirantes de varios colores ( y de algodón), algún jersey de cachemir, etc..
- La clave consiste en combinar todos estos básicos y darán sus frutos. Vamos a ver algunos ejemplos:
1. Trabajo: Traje de chaqueta (pantalón o falda) con camisa blanca y zapatos de medio tacón.
2. Compras: Chaqueta con vaqueros y mocasines.
3. Salir a cenar: Falda con top de fiesta y sandalias negras, top de fiesta y vaqueros , vestido negro y sandalias.

Estos son sólo unos ejemplos, pero las combinaciones son muchas más, siempre dependiendo de nuestros gustos y las actividades que desarrollemos.

No pueden tener los mismos básicos una persona que trabaja en casa, que una persona que trabaje en una oficina, hay que valorar la situación de cada uno.
Como siempre lo más importante es ser creativo con uno mismo