miércoles, 14 de octubre de 2015

MASCOTAS. El secreto de la Amistad entre los PERROS y sus Dueños

Revelan el secreto de la amistad entre los perros y sus dueños

Los amantes de los perros están de enhorabuena: se ha descubierto que estos cuadrúpedos nos quieren de verdad. Según una investigación científica de la Universidad Azabu de Sagamihara, en Japón, nuestras mascotas peludas nos aman como los bebés a su madre. Este amor incondicional pudo ser la razón por la cual estos animales son tan apreciados por el hombre.

Tomado de Russia Today

Imagen 0


REUTERS / Yuri Maltsev

Una investigación publicada en la revista "Science" afirma que el afecto entre los perros y los humanos se extiende a nivel hormonal, provocando la segregación de la hormona oxitocina.

La oxitocina, apodada "la hormona del amor", es un importante mecanismo sociológico que crea vínculos entre los humanos. Sus niveles aumentan drásticamente en los cuerpos de dos personas que sienten mutuo afecto, como por ejemplo cuando una madre mira a su bebé. La hormona es asimismo uno de los componentes principales de las relaciones románticas. Se libera cuando nos abrazamos, nos besamos y hacemos el amor.

Para realizar su experimento, los investigadores Kikusui y Nagasawa invitaron a 30 amigos con sus respectivos animales domésticos. El equipo colocó a cada una de las parejas perro-dueño en habitaciones separadas. Luego las interacciones entre ambos fueron grabadas en cámara vídeo durante unos 30 minutos.

Una vez transcurrido ese tiempo los científicos midieron los niveles de oxitocina en la orina de los perros y de los humanos. El estudio ayudó a descubrir que cuanto más mira el perro a los ojos de su dueño, más sensación de placer siente. Lo mismo suele pasar con los niños, que experimentan una verdadera adoración por sus madres.

"Los hallazgos corroboran la existencia de un vínculo entre especies mediante la oxitocina y facilitado por el cruce de miradas", señalaron ellos.

Cabe destacar que la oxitocina tiene grandes implicaciones para la vida social. Sin ella, el afecto, la confianza y el altruismo, tal como los conocemos, nunca habrían sido posibles.

Esto puede explicar por qué se considera que los perros son útiles para tratar el autismo y ayudan a las personas que sufren estrés postraumático.