lunes, 6 de julio de 2015

MASCOTAS El efecto de la Musica en tu PERRO

s

El efecto de la música en tu perro



¿Alguna vez te has preguntado si a los perros les gusta la música? ¿Si son capaces de disfrutar como disfrutamos nosotros de escuchar una buena melodía? Pues bien, unos recientes estudios han demostrado los efectos que provoca la música en nuestros peludos.
efecto de la música en el perro

La investigadora canina Deborah Wells de la Universidad irlandesa de Queens, ha estado estudiando el comportamiento de diferentes perros ante diferentes estilos musicales. Con este estudio, ha extraído diferentes conclusiones entre las que cabe destacar:

 
    Diferentes estilos musicales provocan diferentes estímulos en el perro: en este sentido, pudo probar que los perros se relajan más con música clásica (duermen hasta un 6% más)  y que con música heavy se alteran bastante (ladran el 70% del tiempo que dura la canción). Así, la música pop-rock que es la más escuchada y que utiliza ritmos más enérgicos no entrañan apenas ningún efecto sobre el perro, que lo asemeja a una conversación entre varias personas.
     Sus gustos musicales no coinciden con los gustos musicales del propietario, aunque ante diferentes melodías se decantan más por las que les resultan familiares.
     Incluir un ambiente musical compuesto de música clásica en las clínicas veterinarias, en los centros caninos o en tu casa conseguiría reducir la ansiedad y el estrés del perro que pueda derivarse de un estado de nerviosismo.

    Los diferentes expertos en comportamiento canino que han participado en este estudio, se han puesto de acuerdo con una selección musical de las canciones o melodías que más paz y, por tanto, podemos concluir, más gustaron a los perros:

    Las cuatro estaciones de Vivalvi.

    Oda a la alegría, de Beethoven.

    Tannhäuser, de Wagner.

    Libro-CD A través de la oreja del perro (Through a dog’s ear), de Patricia McConnell (música compuesta especialmente para perros).

    Vals del Minuto, de Chopin (Chopin se inspiró en los movimientos de cola del perro Marquis para crear esta melodía).

    Para Elisa, de Beethoven.

    El Danubio Azul, de Strauss.

    Claro de Luna, de Beethoven.

    Air on the G string, de Bach.

    Sonata para piano y perro, de Kirk Nurock (te recomiendo ver el video en YouTube de Kirk acompañado al piano por dos perros).
    Como ves, si bien en nuestras vidas la falta de música es indispensable, no así sucede con los perros. Para nuestros peludos, la música provoca también diversos efectos, pero a diferencia de nosotros, la clásica es la más adecuada para ellos.