miércoles, 26 de marzo de 2014

11 Consejos ùtiles de Limpieza para Baño

11 Consejos Útiles de Limpieza para Baño

11 Consejos Útiles de Limpieza para Baño

¿Quién no querría un arsenal de excelentes consejos para que su baño brille rápidamente?

Prepárate.

 Ten a mano los productos para limpiar tu baño. Además de un balde con rociadores limpiadores, trapos, guantes de goma y cepillos para restregar, trae el trapeador y la aspiradora, con su boquilla para limpiar grietas.

Establece una rutina.

 Ahora no es el momento para improvisar. Diseña un plan para saber cuándo limpiarás determinadas cosas. No sólo prevendrá los desastres a la hora de limpiar, sino que una vez que estás en acción, te ayudará a terminar el trabajo más rápido.

Busca productos que puedas usar para muchas tareas.

 Te ahorrarán tiempo y grasa en los codos. Usa el Limpiador Scrubbing Bubbles® Mega Shower Foamer, por ejemplo. Su amplio rociador cubre superficies de forma más completa y su fórmula para eliminar la suciedad trabaja con el contacto para eliminar los residuos de jabón y reducir las manchas de moho de tu ducha y bañera. En el tiempo que te lleva colocar toallas limpias, el Limpiador Scrubbing Bubbles® Mega Shower Foamer hace todo el trabajo pesado. Simplemente lava bien o limpia la espuma.

Para eliminar los residuos de jabón, usa gel de ducha líquido en lugar de jabón en barra. Es menos probable que los geles para ducha dejen residuos que se acumulan.

Comienza por arriba con las rejillas de ventilación, los ventiladores y las persianas de las ventanas. 

El Pledge® Multi Surface Duster es un cepillo amplio de 360 grados con una manija fácil de agarrar. Es ideal para limpiar entre las tablillas de las persianas y las rejillas de ventilación. Sus esponjosas fibras atrapan el polvo -justo lo que necesitas para los espacios estrechos y los rincones a los que resulta difícil llegar.

Deja entrar la luz.

 Apaga las luces, saca las lámparas/los artefactos de iluminación y límpialos con Windex® Crystal Rain™, que deja un aroma agradablemente limpio. También limpia con cuidado los bombillos (hazlo cuando están completamente fríos). La suciedad de las duchas originada por el vapor y el polvo pueden debilitar el rendimiento de la iluminación de un bombillo y es posible que quieras cambiarlo antes de que sea necesario. Te sorprenderá cuánto más reluciente parecerá tu baño.

Es más fácil limpiar la suciedad seca que la suciedad húmeda.

 Luego, pasa la aspiradora al piso del baño. Usa la boquilla para limpiar grietas para llegar a los rincones y detrás del lavabo y del inodoro. Es mucho más fácil eliminar cabellos y suciedad cuando están secos que cuando están húmedos.

Protege tus cuadros mientras limpias.

 Toallitas Limpiadoras Pledge® Multi Surface Wipes son excelentes para limpiar cuadros enmarcados que tienes en tu baño -simplemente limpia el vidrio y el marco. Úsalos en lugar de limpiadores con rociador que pueden filtrarse entre el vidrio y la imagen, lo cual arruinaría el cuadro. Toallitas Limpiadoras Pledge® Multi Surface Wipes pueden usarse sobre madera, cromo, plástico y vidrio.

Déjate llevar por la corriente.

 Si la presión de tu ducha es algo débil, quizá debas limpiar la acumulación de cal y minerales que podrían estar obstruyendo el cabezal de la ducha y reduciendo el flujo del agua. Una menor presión de agua significa más tiempo en la ducha, lo cual no es bueno para el medio ambiente, ni para tu billetera.

Prueba esto: vierte en una Bolsa Ziploc® Brand Slider Storage Bag with the Smart Zip™ Seal suficiente vinagre blanco como para cubrir el cabezal. La bolsa tiene un fondo con pliegues que se expande a una base plana. Retira el cabezal y colócalo en el baño de vinagre. Déjalo en remojo durante por lo menos una hora (incluso por la noche si es posible) mientras haces otras tareas. Luego usa un cepillo de dientes viejo para quitar cualquier acumulación de mineral en el cabezal y enjuágalo con agua tibia antes de volver a colocarlo en la ducha. Nota: si el acabado de tu cabezal es viejo o está gastado, el vinagre lo puede dañar. Ten la precaución de revisar las instrucciones de limpieza provistas por el fabricante.

Mantén tu bañera de hidromasaje en funcionamiento.

 Si tienes una bañera de hidromasaje, una vez al mes deberías hacer un mantenimiento preventivo. Llena la bañera con agua tibia y media taza de blanqueador. Cierra el paso del aire y permite que los surtidores funcionen durante 15-30 minutos. Vacía la bañera completamente. Vuelve a llenarla con agua limpia y pon los surtidores nuevamente en funcionamiento durante 15 minutos para enjuagar las bombas. Para que las bombas de tu bañera de hidromasaje funcionen sin inconvenientes, evita usar productos que hacen espuma o para baños de burbujas. Nota: consulta con tu fabricante para verificar si hay instrucciones específicas de limpieza para el modelo de tu bañera de hidromasaje.

Para nutrir y proteger, humedece.

 Las condiciones severas del baño pueden ocasionar la sequedad y el agrietamiento de la madera de los gabinetes. Por lo menos dos veces al año, acondiciona tus gabinetes con Limpiador Pledge® Extra Moisturizing para proteger la belleza natural de las superficies de madera.

Silba mientras trabajas.

 Aquellos duendes tuvieron una excelente idea para hacer que el tiempo pasara rápido. Si te gusta cantar en la ducha, mira nuestra lista de canciones favoritas para cantar mientras limpias. O concéntrate en un libro de audio y terminarás de limpiar antes de que te des cuenta.