domingo, 22 de septiembre de 2013

SABÌAS QUE....?

Como docentes en potencia, creo que debemos de tener al menos, una pequeña información sobre algunos materiales educativos tan sencillos pero que son básicos y necesarios.
Historia del Lápiz
Una tarde del año 1564 una tempestad extraordinariamente fuerte derribó un enorme árbol cerca del poblado de Borrowdale, en Cumberland, Inglaterra. Debajo del sitio donde habían estado sus raíces apareció una sustancia negra de aspecto mineral, desconocida hasta entonces: era una veta de plombagina, o “plomo negro”.
Los pastores comenzaron a usar pedazos de este material para marcar a sus ovejas. Otros comenzaron a partirlo en forma de varitas, que luego vendían en Londres bajo el nombre de “piedras de marcar”. Estas varitas tenían dos notables deficiencias: se rompían fácilmente y manchaban las manos y todo lo que tocaban.
A mediados del siglo XVIII, las minas inglesas de grafito eran explotadas por la Corona, y servían también para la fundición de cañones, por lo que se convirtió en un mineral estratégico del Ejército Inglés. La escasez de grafito en Europa obligó a tomar soluciones alternativas por ello, en 1750, Kaspar Faber, artesano de Baviera, mezcló el grafito con polvo de azufre, antimonio y resinas para fabricar lápices y consiguió que fuera más resistente que el original.
En 1790, el químico e inventor francés Jacques Conté, por orden de Napoleón Bonaparte se dedicó a hacer lápices dada la escasez que había de ellos a causa de la guerra con Inglaterra. Lápices hechos de grafito, previamente molido con ciertos tipos de arcilla rodeados de madera de cedro. Pronto se impusieron en todo el mundo.
En 1812, el ebanista e inventor William Monroe, de Concord (Massachussets), fabricó una máquina que producía estrechas tablitas semicilíndricas de madera de 16 a 18 cms de longitud. A lo largo de cada tablilla, el aparato producía estrías justo en la mitad del grosor del delgado semicilindro moldeado. A continuación Monroe unía con cola las dos secciones de madera, pegándolas estrechamente en torno al grafito. Así fue como nació el lápiz tal y como lo conocemos en la actualidad.
ESPERO QUE OS HAYA GUSTADO