martes, 13 de agosto de 2013

TODAS LAS MASCOTAS VAN AL CIELO. Los niños y la muerte de su mascota

El niño Si el niño está en edad preescolar creerá que la muerte de su mascota es temporal, tal como ha aprendido en las caricaturas animads. Por lo mismo, es vital que le enseñemos a enfrentar esta realidad asistiendo a la despedida de su fiel amigo, es decir, que lo vea sin vida, que lo pueda acariciar e incluso ayude a enterrarlo, así no estará expuesto a ambigüedades. Más grande, entenderá la muerte como lo hace un adulto, pero jamás creerá que esto podría ocurrirle a alguien cercano a él. Es muy importante prepararlo para este sufrimiento de antemano, es decir, si el animalito está enfermo decirle la verdad y las consecuencias que ello implica. Cuando es alguna muerte sùbita y el niño no lo ve, los padres pueden decirle que se escapò, para no pasar por la explicaciòn que a veces cuesta darla, sobre todo para superar la propia pena.