lunes, 14 de enero de 2013

Cada dìa al levantarme, como todas las personas, abro mis cortinas y mis ventanas.  Agradezco a Dios por un nuevo dìa,, contemplo unos minutos el paisaje, y luego a comenzar el dìa.  Amo el amanecer, especialmente en verano, no hay placeer màs grande que levanatarme tempranito,  disfrutar de la tranquilidad del hogar, mientras todos duermen, contestar mensajes, leer noticias, navegar un poco.  El tiempo vuela, de forma increible, me dejo llevar, y disfruto a mil ese tiempo.

Vista desde mi ventana.