miércoles, 4 de julio de 2012

EVITAR LA HUMEDAD EN LOS LIBROS

quitar-la-humedad-de-nuestros-libros.jpg
A pesar de que muchos libros hoy en día se están pasando al formato digital, hay todavía muchos ejemplares antiguos en bibliotecas y colecciones privadas. Estos ejemplares son fáciles de dañar si no se manejan adecuadamente.
Las hojas de los libros más viejos suelen cambiar de color, volverse frágiles y sufrir todo tipo de problemas con el paso del tiempo. Una cuidadosa restauración de nuestros libros pueden aumentar su valor y ayudarlos a perdurar en el tiempo.
Uno de los males más frecuentes que sufren los libros antiguos es la humedad y hasta en ocasiones la aparición de moho.
Aquí les traemos consejos para la eliminar la humedad y el moho de nuestros libros.
  • Debemos colocar papel secante o toallas de papel entre cada página del libro y luego colocarle encima algún objeto pesado como un ladrillo o incluso otros libros, de modo que hagan presión. Se recomienda cambiar las toallas de papel cada media hora hasta que cada libro esté completamente seco. Este proceso puede llegar a implicar varias horas o incluso días.
  • Luego debemos colocar el libro en posición vertical de modo que quede abierto y que sus páginas se separen. Con un secador de pelo debemos aplicar viento caliente a una distancia de 15 centímetros. Puede llegar a ocurrir que las páginas se deformen, un modo de evitar esto es aplicar presión inmediatamente que terminemos de secar. Es importante tener en cuenta que algunas deformaciones serán inevitables.
  • Para eliminar el moho de un libro, debemos cepillarlo con un cepillo fino, un cepillo de dientes puede resultar de mucha ayuda. Si el libro está húmedo, primero debemos secarlo, como se menciona en el paso anterior. Luego debemos proceder a aplicar agua oxigenada o alcohol a la zona con moho, con un paño. De este modo evitaremos que el libro se rompa al eliminar el moho. Una vez que terminamos de extraer el moho debemos volver a secar.
  • Si las manchas de moho perduran, podemos tratar de eliminarlas con jugo de limón. Aplicando una pequeña cantidad y secando al sol después haremos que la mancha desaparezca.
Esperamos que estos consejos ayuden a conservar mejor nuestros preciados libros, ya que a pesar del avance de la tecnología siguen siendo muy importantes y valiosos.